Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

'Pistoletazo de salida' para la telefonía móvil

El Consejo de Ministros aprobó ayer el reglamento que da paso a dos licencias

La batalla por la nueva telefonía móvil en España acaba de comenzar. El Consejo de Ministros aprobó ayer el reglamento técnico de este sistema en la modalidad paneuropea -GSM-, que dará paso a la concesión de dos licencias, una de ellas para la Compañía Telefónica y otra que irá a parar a un consorcio del sector privado. A finales de este mes se convocará el concurso para esta segunda licencia, según confirmó ayer el ministro de la Presidencia, Alfredo Pérez Rubalcaba, al término del Consejo de Ministros. En noviembre estará adjudicada la licencia.

Hasta ahora han anunciado su participación en el concurso cinco consorcios constituidos por bancos, compañías eléctricas, operadores de telecomunicaciones y empresas de comunicación, que están interesados en un proceso destinado a poner fin al monopolio en la transmisión de voz que mantiene Telefónica desde su creación, a principios de este siglo; y a convertirse, posiblemente, en el segundo operador de tele comunicaciones en España.Ya existe en España un servicio de telefonía móvil. Lo presta también, Telefónica des de 1984 y cuenta con 300.000 abonados. La actual licencia de Telefónica se transformará en permiso para operar en el sistema GSM, según el reglamento aprobado ayer, que da un plazo de 45 días a la compañía para formalizar los trámites necesarios.

El sistema GSM garantiza una mayor calidad en el servicio. y mayor seguridad en las comunicaciones. Además tiene carácter paneuropeo, lo que significa que el mismo teléfono móvil puede utilizarse en todo el territorio de la Unión Europea, donde ya existen unos dos millones de abonados a este nuevo sistema y se registra cada día un aumento espectacular: 600.000 nuevos abonados en Alemania en 1993 y 300.000 en el Reino Unido.

En el texto del Gobierno, aprobado por un real decreto, se justifica la concesión de sólo dos licencias por razones técnicas de ocupación del espectro radioeléctrico. Tendrán puntos de conexión de la red telefónica fija con la nueva red de comunicación móvil 50 provincias españolas.

La adjudicación de la licencia al sector privado se hará, en la práctica, mediante un sistema mixto, que mezcla las condiciones propias de un concurso público con las de una subasta. La Administración considerará como méritos, según dijo el ministro Pérez Rubalcaba, "la maximización de las aportaciones financiera, tecnológica e industrial a la economía nacional y la calidad del servicio". Según consta en el reglamento, las tarifas serán establecidas libremente por los operadores, aunque el Gobierno se reserva limitar su cuantía entre un máximo y un mínimo.,

El Ministerio de Obras Públicas presentó al Consejo de Ministros su proyecto de reglamento pese a las objeciones iniciales del Ministerio de Economía y Hacienda, que recelaba del "trato de favor" que podría derivarse para Telefónica. También se oponía Economía a dar una gran importancia a las aportaciones financieras, por temor a que repercutieran en el precio del servicio.

Para la prestación del servicio por el operador privado se podrán utilizar las infraestructuras de Telefónica, Retevisión y Correos, y no las de la Red Eléctrica Española, como estaba previsto, en principio.

En el caso de que la empresa concesionaria considere que no existen infraestructuras adecuadas, de forma excepcional podrá construir su infraestructura.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 2 de julio de 1994