Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gran Prado de tres velocidades

Cultura, patronato y oposición buscan un acuerdo sobre el futuro del museo

El Gran Prado comienza hoy en el pleno de los 29 miembros del real patronato del Museo del Prado. En el orden del día figura la aprobación de los informes de las necesidades de espacios públicos y de exposición de las colecciones, el concurso internacional de ideas para su ampliación y la sustitución de las cubiertas del edificio Villanueva. Con este material, el Ministerio, de Cultura buscará un acuerdo parlamentario y un presupuesto especial para abordar los proyectos, cuya viabilidad dependerá del consenso y la velocidad sobre el futuro del Prado.

La ministra de Cultura, Carmen Alborch, declaró a este diario que el Prado es un "proyecto de Estado" y existe una importante coincidencia de "voluntad política". Piensa cumplir los plazos anunciados y presentar a la comisión de Cultura del Congreso, antes de las vacaciones parlamentarias, los informes que reciba la próxima semana por parte del patronato del museo, que esta tarde discutirá los borradores, que desde ayer tienen todos sus miembros. Alborch dijo el miércoles en el Pleno del Congreso que el cambio de director no había supuesto ninguna paralización de sus actividades, aunque el borrador de necesidades iniciado por Francisco Calvo Serraller ha sido completado por José María Luzón.En un Prado de los próximos 20 años piensa Miguel Ángel Cortés, responsable de Cultura del Partido Popular en el Congreso, y para ello es necesario un "acuerdo político" de sus necesidades y prioridades. "El Prado no debe estar sometido al vaivén de las coyunturas políticas. Ya hemos dicho que apoyamos un crédito extraordinario para las cubiertas, pero todos los acuerdos tienen que pasar por el Parlamento. Esperemos que acuda la ministra y presente los informes, pero también pediremos la opinión de los expertos y, sobre todo, hay otras cuestiones a plantear".

Hay aspectos en los que el Partido Popular insiste en los últimos meses. Cortés los recuerda ahora: el estatuto jurídico, la autonomía, presupuestos, personal y, especialmente, la distribución de las colecciones. "Hay que distribuir y ver hasta dónde llegan las colecciones y esto significa hablar del Reina Sofía, y eso no quieren, por ser el mayor fracaso de la política cultural de los últimos años". Cortés dice que, tras el resultado de las últimas elecciones, el PP no ha cambiado sobre el Prado, y desvela que José María Aznar visitó el museo con la dirección anterior y dio su apoyo a los futuros proyectos. "Si no lo hace Felipe González lo haré yo", dijo.

Lamentaciones

El borrador sobre el plan de necesidades que presentará esta tarde al patronato el director del Prado, José María Luzón, ha do calificado como un "plan e lamentaciones" por una ente del museo. En la reunión e hoy se espera un debate y conclusiones sobre las prioridades, unas administrativas y otras técnicas, que se puedan vincular a los demás proyectos.

Las posibilidades de ampliación de un museo que recibe cerca de dos millones de visitantes y requiere un 60% dedicado a los servicios públicos ya se expresaron en otro informe del anterior patronato y en proyectos arquitectónicos de Chueca-Manzano, Rodríguez Orgaz y el más reciente de Partearroyo.

En el informe de José María Luzón aparecen más de 20 apartados, con todos los rincones del edificio y la situación laboral del personal. Se comenta la situación de los posibles edificios a utilizar, como el Museo del Ejército, el palacio de Velázquez, el Ministerio de Agricultura, y la situación actual de los distintos departamentos, desde la biblioteca y archivo hasta los talleres, locales de gerencia y servicio médico. También alude a la división de las colecciones y la delimitación de los contenidos de los museos del Prado y del Reina Sofía. El presidente del comité de empresa, Antonio Solano, declaró ayer a Europa Press que no se ha consultado a los trabajadores y que cualquier estudio "tiene que pasar por la reforma de la situación del personal". '

El presidente del patronato, el ingeniero José Antonio Fernández Ordóñez, ha tomado la iniciativa de los informes sobre el concurso internacional sobre la posible ampliación, elaborado por el Consejo Superior de Colegios de Arquitectos, y el de las cubiertas del edificio Villanueva, a cargo de la consultoría Ove Arup & Partners SA.

La ministra de Cultura está decidida a que el concurso internacional se anuncie en el mes de julio en París y Madrid, ya que contará con la Unesco y la Unión Internacional de Arquitectos, a cuyo frente se encuentran los españoles Federico Mayor Zaragoza y Jaime Duró. Según este último, el anuncio del concurso tendrá una amplia repercusión internacional y podrán acudir unos 1.500 arquitectos de todo el mundo. En las bases del concurso se especifican el lugar de actuación, con el Museo del Ejército y la explanada del Salón del Prado, según un proyecto del Ayuntamiento de Madrid que sepultaría los coches desde esa zona hasta Atocha. El propio alcalde, José María Álvarez del Manzano, presentó este proyecto a los patronatos del Prado y Thyssen, siendo acogido con elogios.

En la documentación también figuran los plazos de las sucesivas etapas, con 12 meses hasta el fallo, y una primera selección de 21 anteproyectos, de los que se seleccionarán seis, que recibirán dos millones de pesetas cada uno. El ganador tendrá un premio de cinco millones y el encargo del proyecto. La construcción &I mismo puede ser ejecutado en unos cinco años. De todos los trámites del concurso se encargará el arquitecto Antonio Fernández Alba, como asesor profesional. La puesta en marcha del concurso tiene un presupuesto de 53 millones de pesetas, para los que se buscarán patrocinios. La ministra de Cultura declara que ya está en conversaciones con la Fundación Areces.

Arriba y abajo

La ampliación del Museo del Prado dispondrá de los edificios de Villanueva, del Casón del Buen Retiro y del Museo del Ejército, junto con la explanada del paseo del Prado. En los últimos años, varios proyectos han buscado conexiones por la calle y subterráneas con el claustro de los Jerónimos (Chueca y Manzano), con el Casón y el Museo (lo que Rodríguez Orgaz llamó Gran Prado) y tres plantas bajo tierra de Partearroyo.

Goteras sobre Velazquez

Las posibilidades de nuevas goteras sobre cuadros de Velázquez siguen abiertas. El informe elaborado por el gabinete Ove Arup & Partners SA, con sede en Madrid, no descarta que puedan producirse nuevas filtraciones por los 10.000 metros cuadrados de cubiertas de¡ edificio Villanueva del Museo del Prado sobre las salas de exposiciones. El informe, con un presupuesto de 10 millones de pesetas, ha sido financiado por la empresa Cubiertas y MZOV, a partir de una iniciativa personal del presidente del patronato del museo. Al asunto de las cubiertas también alude el informe del director José María Luzón, aunque no considera que sea prioritario.El informe pretende no ser alarmista pero recomienda la sustitución total de las cubiertas utilízando materiales de mejor calidad y más duraderos, como la chapa de acero inoxidable o el plomo. El estudio aporta unaplanificación, como es habitual en estos informes, sobre la ejecución de la obra, con un coste entre 1.000 y 1.300 míllones de pesetas, y un plazo de 15 meses.

La firma tiene una amplia experiencia en cubiertas de museos y ampliaciones -como la National Gallery, la Tate, Menil, Mediateca de Nimes o Thyssen- y aporta las diversas soluciones empleadas. En el caso del Museo del Prado dice que los materiales de la cubierta se aproximan al fin de su vida útil y con el paso del tiempo aumenta el riesgo de accidentes e incendio y falta de seguridad para las obras de arte.

El estudio se detiene, con numerosos gráficos, en el mundo que se mueve entre la cubierta exterior y los techos de las salas y galerías, espacio donde se de-, cide la iluminación natural y por donde circulan la ventilación y los accesos para los trabajos de limpieza.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 17 de junio de 1994

Más información