Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Consejo de Seguridad condena a serbios y musulmanes por reanudar los combates en Bosnia

Nueva York / Sarajevo

Los 15 miembros del Consejo de Seguridad de la ONU criticaron ayer a las fuerzas militares musulmanas y serbias de Bosnia-Herzegovina por haber desencadenado de nuevo las hostilidades en el norte de la antigua república yugoslava. Los bombardeos contra las ciudades de Brcko (en poder serbio) y Tuzla (bajo control musulmán) se han cobrado tres y dos víctimas, respectivamente. Los incidentes armados han llegado en las últimas horas hasta la Krajina croata, ocupada por los serbios-conciviles muertos-, y a los alrededores de Sarajevo, donde un observador malayo de la ONU resultó muerto.

El Consejo de Seguridad ha hecho un llamamiento a las fuerzas gubernamentales bosnias para que respeten los términos de la declaración que hizo el máximo organismo de la ONU, en la que advertía a los bandos en conflicto de las serias consecuencias que conllevaría cualquier acción militar ofensiva en la región de Brcko, de gran importancia estratégica para serbios y musulmanes.El Consejo expresó asimismo su inquietud por la violación de las medidas de seguridad en la región de Tuzla -declarada zona protegida por la ONU- con el bombardeo llevado a cabo el miércoles por las fuerzas serbias.

Butros Butros-Gali, secretario general de las Naciones Unidas, pidió ayer al Consejo de Seguridad que "afine" el concepto de "zonas protegidas" en Bosnia con el fin de que los cascos azules puedan aplicarlo "con mayor eficacia", especialmente después del revés sufrido por las fuerzas de la ONU en el enclave teóricamente protegido de Gorazde, que fue sometido a un brutal ataque serbio que duró semanas.

La labor de protección de los cascos azules ha quedado también en entredicho en la región croata de Krajina, ocupada militarmente por las fuerzas serbias, tras el asesinato de cinco civiles croatas en una zona custodiada por los soldados de la ONU. Aunque el alto mando de Unprofor evitó señalar a los responsables de las muertes, la radio estatal croata aseguró que paramilitares serbios uniformados detuvieron el miércoles a ocho campesinos en las proximidades de la ciudad de Daruvar. Los agresores maniataron a los civiles y los condujeron a una granja abandonada, donde cinco de ellos fueron asesinados, según la emisora croata. Los tres restantes lograron escapar, dos de ellos heridos, y contaron lo sucedido. Efectivos de Unprofor comenzaron a desplegarse ayer en Croacia a lo largo de aquellas líneas de enfrentamiento en las que quedan "unidades menores de las partes en conflicto".

Por otra parte, el Senado de los Estados Unidos aprobó ayer por un estrecho margen de 50 votos contra 49 el levantamiento unilateral del embargo de armas a los bosnios musulmanes. No obstante, esta medida ha de ser también ratificada por la Cámara de Representantes. Aparte de este requisito, el presidente Bill Clinton tendría capacidad de vetar la decisión.

Esta votación del Senado se produce en vísperas de la reunión que hoy celebrarán en Ginebra (Suiza) delegados de Estados Unidos, Rusia y la Unión Europea para buscar una solución definitiva y diplomática al conflicto en Bosnia-Herzegovina.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 13 de mayo de 1994

Más información

  • El Senado de EE UU pide el levantamiento del embargo de armas a los bosnios