Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España teme perder su derecho a los fondos de cohesión si no reduce el déficit y la deuda

España quiere preservar su acceso a los fondos de cohesión europeos aunque no cumpla los objetivos de convergencia en déficit y deuda pública. Para ello, planteará al próximo Consejo de Ministros de Economía y Finanzas de la UE (Ecofin), a celebrar en abril, que se reconsidere el llamado "procedimiento de déficit excesivos".Éste es uno de los acuerdos del Tratado de Maastricht, según el cual la Comisión Europea puede presentar un informe al Comité Monetario para suspender el acceso a los fondos de cohesión a aquellos países que lleguen a 1997 con un déficit de las Administraciones públicas superior al 3% del PIB y una deuda pública que rebase el 60% del PIB. Éstos son dos de los criterios de convergencia a cumplir para pasar a la tercera fase de la Unión Económica y Monetaria (moneda única).

Así lo explicó ayer el secretario de Estado de Economía, Alfredo Pastor, durante una comparecencia en el Congreso de los diputados para informar sobre el Ecofin del pasado lunes. Pastor indicó que ningún país, salvo Luxemburgo, está en estos momentos en condiciones de cumplir esos dos criterios de convergencia.

Por ello, el secretario de Estado de Economía dio prácticamente por seguro que estos objetivos se revisarán y pidió que, llegados al primer examen de 1997 no se haga una valoración rígida sino que se tenga en cuenta "el esfuerzo" de contención del déficit en cada país. "A nadie se le puede pedir más de lo que puede hacer", añadió.

Este "esfuerzo" se concretará en España en el llamado plan de reducción del déficit que, según confirmó Pastor, renuncia a cumplir en 1997 este objetivo de convergencia "aunque habrá que acercarse lo más posible". Pastor explicó que este plan se centrará en la contención del gasto -"se revisarán todas las partidas"- y no supondrá subidas en los "impuestos importantes".

Por su parte, el secretario de Estado de Hacienda, Enrique Martínez Robles, explicó en Ios pasillos del Congreso, que el plan de reducción del déficit "mantendrá el gasto social y en infraestructuras". Indicó que este plan afecta también a las comunidades autónomas y que, en este sentido, se va a estudiar que medidas tomar con aquellas que han rebasado los acuerdos de control del gasto. El Gobierno puede, en este caso, impedir que las autonomías emitan deuda para financiar su déficit.

Martínez Robles también anunció que el Gobierno remitirá a las Cortes a finales de este año el proyecto de ley de reforma del impuesto de sociedades.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 23 de marzo de 1994