Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
A 24 HORAS DEL ULTIMÁTUM DE LA O.T.A.N.

Los soldados españoles se preparan ante eventuales ataques de los serbios

A poco más de 24 horas de cumplirse el ultimátum contra las fuerzas serbias que cercan Sarajevo, los cascos azules españoles desplegados en Herzegovina realizaron ayer por la tarde un ensayo general ante un eventual ataque de represalia de las fuerzas serbias. La prueba forma parte de los planes de seguridad elaborados por el alto mando español para el caso de que se produzca finalmente un bombardeo aéreo de la OTAN.

En la base española de Medjugorje, donde la tropa ha sido puesta en estado de alerta roja, el simulacro consistió en la dispersión ordenada de los 300 soldados a posiciones, previamente acordadas, fuera del diámetro de 100 metros del campamento. Similares ensayos debían llevarse a cabo entre ayer y hoy en las otras guarniciones españolas de Bosnia, concretamente en Dracevo y Jablanica.Dentro del mismo paquete de medidas de seguridad decretadas a raíz del ultimátum de la OTAN los cascos azules españoles han reforzado las fortificaciones y la construcción de refugios. Por lo demás, las actividades del batallón español se desarrollaron ayer con normalidad. Un convoy logístico, con alimentos y correspondencia, viajó a Jablanica, como suele hacer semanalmente, desde la base de Divulje, situada en el aeropuerto de Split (Croacia). Además, un convoy formado por dos camiones y una grúa y tres blindados trasladaron hasta la zona este de Mostar una planta potabilizadora de agua.

No hubo ninguna misión de escolta a convoyes de ayuda humanitaria, porque el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) ha suspendido desde ayer hasta el martes todas sus caravanas que circulan por esta zona como medida de precaución. Las organizaciones humanitarias que operan en Bosnia han sido objeto de reiteradas amenazas por parte de responsables políticos y militares serbios.

Mostar es, sin duda, el punto más vulnerable de toda la región de Herzegovina occidental frente a una acción desesperada de las fuerzas serbias, cuyas posiciones más avanzadas están a 10 kilómetros. Mostar es también la gran olvidada en esta guerra. "A veces sentimos que la situación en Mostar es ignorada cuando la vida en la parte oriental de esta ciudad es peor que en Sarajevo", lamenta el funcionario del ACNUR Gregory Garras.

Por otra parte, el Ministerio de Defensa ha suspendido los permisos de los cascos azules españoles que se encontraban en España de descanso y ha ordenado su inmediato regreso a Bosnia, según informa Miguel González. A primera hora de la mañana de hoy saldrá de la base aérea de Torrejón de Ardoz (Madrid), un avión Boeing 707 que trasladará a más de un centenar de soldados a Split (Croacia). El ministro de Defensa, Julián García Vargas, se reunió ayer con el jefe del Estado Mayor, teniente general José Rodrigo, y altos mandos de su ministerio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 20 de febrero de 1994

Más información

  • El Ministerio de Defensa suspende los permisos de los 'cascos azules'