Miguel Torga se despide de la vida en su último libro

El poeta y prosista portugués Miguel Torga ha publicado un último tomo de sus diarios que termina con una impresionante despedida de sus lectores ante la muerte, que en sus propias palabras, "Ilega sin contemplaciones".Miguel Torga es el seudónimo literario de Adolfo Correia da Rocha, un prestigioso médico nacido en 1907 en Sao Martinho de Anta, al oreste de Portugal. El escritor padece un cáncer y desde 1990 se encuentra bajo duros tratamientos que él nismo ha calificado de "dolorosos ante la evidencia de una imposible salvación". En ese año hizo una de sus últimas apariciones públicas en un homenaje con motivo de que recibiera en 1989 en premio Camoens.

La obra publicada abarca desde el 11 de enero de 1990 al 10 de diciembre de 1993, citando con agudos comentarios, entre otros hechos actuales, la Guerra del Golfo, las atrocidades de Fidel Castro "el dictador de Cuba" y la muerte de Greta Garbo. Torga ha sido varias veces el candidato portugués al premio Nobel. En su obra La creación del mundo, traducida al castellano y al catalán, el autor se identifica como el "portugués hispano que soy", argumentando que desde su aldea lusa respira todo el aire peninsular hasta sentirse gallego, castellano, andaluz y vasco.

Miguel Torga, que nunca abandonó su consulta de otorrinonaringólogo en Coimbra mientras se lo permitió su salud, termina su diario con el poema Requiem por mim, en uno de cuyos versos dice que "se acerca el fin", mientras en las primeras páginas se excusa ante el lector por haber comenzado a escribir hace 60 años y atolondradamente, el mismo libro. Su volumen de versos Poemas ibéricos (1965) fue publicado en España en 1986 en una edición bilingüe prologada por Fernando Morán; entre sus obras de prosa destaca Contos da montanha.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS