SANIDAD

Primera denuncia contra la empresa fabricante del fármaco AZT

La ciudadana británica Sue Threakall ha interpuesto la primera demanda mundial contra la empresa Wellcome, fabricante del fármaco AZT, hasta hace poco el único existente para -el tratamiento del sida, por entender que su marido, un hemofílico fallecido en 1990, murió a consecuencia del medicamento y no de la enfermedad. La denuncia ha sido aceptada por el departamento de Justicia y la demandante cuenta con ayuda financiera del Estado. Wellcome es una de las mayores empresas del Reino Unido.El juicio se celebrará en el Tribunal Supremo de Londres. En caso de victoria de la demandante, crearla jurisprudencia y, además, una avalancha de demandas de otros afectados tratados con el primer antiviral descubierto contra el sida.

Bob Threakall era hemofílico y trabajaba como funcionario. Padre de tres hijos, confirmó su seropositividad en 1985, a consecuencia de las transfusiones sanguíneas. En 1989, cuando aún no había desarrollado el sida, los médicos de un hospital de Birmingham le prescribieron tratamiento con AZT con la esperanza de retrasar la aparición de los síntomas de la enfermedad. El paciente murió 18 meses más tarde, a los 47 años, a causa de una neumonía. Su esposa considera que el tratamiento le maté, y asegura que Threakall empezó a encontrarse mal desde el día en que comenzó a tomar el fármaco.

El hospital no ha querido comentar el caso. Wellcome, por su parte, ha indicado que todavía no ha recibido ninguna notificación judicial sobre el caso.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS