Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fujimori anuncia la "capitulación" de Sendero Luminoso

Alberto Fujimori, presidente de Perú, anunció ayer en Nueva York la "capitulación" de la banda terrorista Sendero Luminoso. Fujimori esgrimió como prueba una carta firmada por el líder terrorista Abimael Guzmán, encarcelado hace poco más de un año, y su compañera Elena Iparraguirre, en la que ambos dirigentes del grupo de inspiración maoísta solicitan a Fujimori la celebración de "conversaciones que conduzcan a un acuerdo de paz cuya aplicación lleve a concluir la guerra que por más de trece años vive el país"."Se trata en los términos comunistas de casi una capitulación. La debacle del movimiento Sendero Luminoso", dijo Fujimori, para quien la eficiencia del Estado peruano en la lucha antiterrorista ha sido definitiva para empujar a Guzmán ha ofrecer el diálogo.

El presidente peruano aseguró que la carta fue redactada por el dirigente terrorista sin que hubiera sido sometido a ninguna presión. Fujimori afirmó que no tiene otra alternativa que el rechazo de las negociaciones: "Un acuerdo de paz supone negociación entre dos grupos beligerantes considerados pares, no sólo en su paridad de fuerzas sino de contenido ético y moral. Esto no es admisible, además, porque no cabe negociación alguna con un grupo terrorista genocida", dijo el presidente.

Doble rasero

Alfonso Bustamante y Bustamante, presidente del Consejo de ministros de Perú, aseguró ayer, por otra parte, que la normalización política es actualmente un hecho en su país, y añadió que el referéndum constitucional del próximo día 31 será "un plebiscito popular de apoyo al presidente Alberto Fujimori". Bustamente ha viajado a Madrid con un grupo de 44 empresarios peruanos en busca de inversiones para llevar adelante el proceso de privatización en marcha.Bustamante se queja de que en el caso peruano se esté aplicando el doble rasero. "Los países latinoamericanos están encontrando su camino hacia la democracia, cada cual con sus propias peculiaridades, y Perú no es un caso aparte. Desde el 5 de abril de 1992 [fecha del fujigolpe] hemos vivido un periodo de emergencia debido a la situación de ingobernabilidad del país". Pero aseguras que ahora se ha reconducido la situación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 2 de octubre de 1993