LA NUEVA LEGISLATURA

Los críticos del guerrismo tratan de reagruparse en Asturias

El sector crítico del socialismo asturiano, enfrentado al sector mayoritario y próximo al guerrismo de la Federación Socialista Asturiana (FSA-PSOE), ha dado un paso más en su esfuerzo por presentar un proyecto de renovación en el socialismo asturiano. En una espicha (fiesta gastronómica asturiana) celebrada en la noche del viernes en un lagar de sidra, los renovadores denunciaron la carencia de una "verdadera pluralidad" en la FSA, a la que tacharon de "cerrazón", y cuestionaron la posibilidad de que con esa actitud se pueda acometer "el cambio sobre el cambio" propuesto por Felipe González.Bernando Fernández, ex vicepresidente del Gobierno asturiano, advirtió al sector oficial y mayoritario, estructurado en torno al sindicato minero SOMA-UGT, que "quien se repliega, cierra filas y combate con saña a sus enemigos, a veces imaginarios, corre el riesgo de alejarse de la complejidad de la sociedad y, lo que es más grave, queda invalidado para cambiarla".

Más información
Los ejecutivos guerristas aceptan apoyar mañana a Solchaga como portavoz parlamentario
Guerra destaca en Málaga el comportamiento "grosero" de los nacionalistas catalanes

La reunión fue convocada en homenaje a Bernando Fernández y a los dos consejeros del anterior gabinete también adscritos al sector crítico, Felipe Fernández y Juan Ramón Zapico, quienes decidieron no continuar en las tareas de gobierno tras la elección de Antonio Trevín como presidente de Asturias. Asistieron a la convocatoria unas 400 personas, entre las que figuraban destacados militantes socialistas de la región, cargos públicos del partido en Asturias y afiliados que desempeñaron en el pasado reciente altas responsabilidades en la Administración regional y en la propia FSA.

Trevín fue propuesto y elegido como candidato a la presidencia del Principado por el sector oficial del partido, cuya mayoría se sustenta en la hegemónica posición que las agrupaciones socialistas de los valles mineros mantienen en la FSA. El sector renovador propuso por vez primera un candidato alternativo, que obtuvo, sin embargo, sólo el 33% de los votos en el comité regional, en tanto que Trevín consiguió el 63%.

El sector renovador del socialismo asturiano no sólo es minoritario, sino que está integrado por subgrupos hasta ahora heterogéneos frente a un sector oficial que actúa monolíticamente en tomo al sindicalista minero José Ángel Fernández Villa.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS