Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Antonio Trevín, alcalde del PSOE, candidato a la presencia de Asturias

Antonio Trevín Lombán, alcalde de Llanes, es el candidato de la ejecutiva socialista asturiana a la presidencia del Gobierno de Asturias, en sustitución del también socialista Juan Luis Rodríguez-Vigil, que dimitió el pasado día 31. El Gobierno del Principado presentó su dimisión tras descubrirse que había sido engañado por un falso intermediario de un supuesto grupo inversor de Arabia Saudí para instalar en Asturias un inexistente complejo petroquímico. La propuesta de Trevín, también diputado regional socialista, fue decidida ayer tarde por la ejecutiva de la Federación Socialista Asturiana (FSA-PSOE) y hoy deberá ser refrendada por el comité regional.Trevín es maestro y desempeña la alcaldía de Llanes desde 1987. Con anterioridad fue director provincial de Educación y Ciencia en Asturias. Pasa por ser un militante independiente, aunque muy bien conectado con el sector oficial, controlado por el sindicato minero SOMA-UGT.

Su gestión en Llanes ha sido muy contestada en los últimos tres años por un grupo de ciudadanos y veraneantes en dicho municipio, contrarios al ambicioso proyecto impulsado por el Ayuntamiento para la urbanización de la franja costera de este turístico concejo. Hace unos meses, y por iniciativa de los grupos de la oposición, se constituyó una comisión parlamentaria para investigar el origen y la gestión de dicho plan y determinar si han existido anomalías.

El debate de investidura del nuevo presidente de Asturias se celebrará el lunes y el martes próximos. Izquierda Unida da por seguro que en ningún caso apoyará al candidato socialista. Se limitará a votar a su propio candidato, si finalmente lo presenta, o se abstendrá. El PP, si presentase candidato, lo hará para exponer su visión de la problemática asturiana, pero en ningún caso con fines de gobierno, una vez que el PSOE se ha revalidado el domingo nuevamente como primera fuerza política en Asturias.

El PSOE, con 21 de los 45 escaños de la Cámara, dispone de representatividad suficiente para elegir a su candidato en segunda votación por mayoría simple con sus propios votos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 8 de junio de 1993