Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mendiluce: "Karadzic se parte de risa con el nuevo plan de acción"

José María Mendiluce, hasta ahora máximo responsable del Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR) en los Balcanes, discrepa abiertamente con el ministro de Exteriores español, Javier Solana, sobre el plan de acción conjunta para Bosnia-Herzegovina, del que España es firmante con EE UU, Francia, Reino Unido y Rusia. Tras entrevistarse casi una hora con el ministro, Mendiluce, que acaba de abandonar la dirección del ACNUR en la zona, se declaró profundamente pesimista. "Karadzic [líder de los serbios de Bosnia] se parte de risa con el nuevo plan de acción", señaló.

"El ministro insiste en que se trata de un plan de acción que iniciará una operación más amplia. Si es así, puede que, al menos, se salven vidas. Pero si es un fin en sí mismo y consolida las conquistas territoriales de serbios y croatas, estaremos creando grandes campos de refugiados en el corazón de Europa y renunciando a todos nuestros principios. Los serbios están felices. Radovan Karadzic [el líder serbio en Bosnia] estaba entusiasmado ya antes de anunciarse el plan de Washington. Ahora se está partiendo de risa".Mendiluce no dejó duda alguna de que considera mucho más probable la segunda posibilidad, que otorga de hecho a las fuerzas serbias y croatas sus conquistas, condena a los musulmanes a una vida miserable en enclaves no viables y fomenta la desestabilización general de la región. "Si esto es así, esta solución no sólo es un crimen sino además inútil. Veo el futuro muy, muy negro", declaró a EL PAÍS.

El ministro español, de regreso de Ankara, multiplicó ayer sus intervenciones en defensa de éste, que, en su opinión, no supone reconocer las conquistas serbias y croatas, sino que es un intento de contención de la guerra. Pese a la larga entrevista, Solana quiso volver a hablar con Mendiluce por la tarde.

El hasta ahora responsable del ACNIUR no cree en la posibilidad de que los serbios vencedores en Bosnia abandonen los territorios arrebatados a los musulmanes bosnios por la fuerza de las armas, ya que la comunidad internacional ha dejado claro que no utilizará la fuerza contra las tropas serbias. "Sobre el terreno queda muy claro que los conquistadores no van a entender ningún mensaje que no vaya respaldado por una decisión firme, enérgica y clara de la comunidad internacional para revertir sus conquistas", señaló.

Atrocidades croatas

Mendiluce subrayó que las fuerzas croatas en Bosnia central están cometiendo "gravísimas atrocidades" contra la población musulmana y que es imprescindible ejercer fuertes presiones sobre Zagreb para que frene a las tropas del HVO (Consejo de defensa croata) en Bosnia.

Según manifestó, el envalentonamiento de las fuerzas serbias a la vista de su evidente triunfo les lleva ahora incluso a rechazar la presencia de observadores internacionales en la frontera entre Serbia y Bosnia, lo que habían aceptado ya en la Conferencia de Londres de agosto de 1992. Aquella concesión, que la Comunidad Europea celebró como un gran logro, nunca fue cumplida.

Mendiluce considera que la falta de decisión de la comunidad internacional ha puesto a la región en una situación "de no retorno". No quiso polemizar sobre la defensa a ultranza del nuevo acuerdo por Solana, pero dejó claro que no cree que el nuevo compromiso sea sino una iniciativa más para no asumir un reto que puede poner en peligro a todo el continente.

"Las ciudades protegidas no serán más que guetos. Hasta la región de Bosnia central está ya en una situación desesperada. Hace pocos días, se puso a llorar ante mí el alcalde de Tuzla, cuando me explicaba la desesperada situación. Srebrenica y Zepa son dos escenarios de espanto. Maglaj está siendo atacada ahora mismo. Sarajevo, capital de un Estado soberano reconocido, es bombardeada todos los días".

El ministro español de Exteriores, Javier Solana, que se entrevistó ayer en Ginebra con el mediador de la CE en la crisis de los Balcanes, David Owen, descartó que éste fuera a dimitir debido a la aprobación del Plan de Acción Conjunta para Bosnia, aprobado por EE UU, Rusia, Reino Unido, Francia y España en Washington. Solana manifestó haber detectado en Owen el mismo entusiasmo de siempre desde que dirige la mediación, según informa Ana Fernández.

Según el ministro, el nuevo plan "no cierra las puertas a otras opciones en caso de que esta estrategia no dé frutos", e insistió en que el plan de paz Vance-Owen "estratégicamente sigue siendo la única posibilidad". Añadió que hay que seguir trabajando en las tres resoluciones de la ONU -tribunal de crímenes de guerra, creación de zonas de seguridad y cierre de fronteras- que tienen como objetivo la aplicación progresiva del plan de paz.

La creación de un tribunal que juzgue los crímenes de guerra en la antigua Yugoslavia, se decidió el martes. La aprobación de las dos restantes coincidirá ya con la presidencia española del Consejo de Seguridad, que se inicia el 1 de junio.

Sobre las zonas de seguridad para los musulmanes, Solana declaró que "era una hipótesis en la que se trabajaba desde hace meses" y que espera se "convierta en realidad" pronto tras la aprobación de dicha resolución por el Consejo de Seguridad.

El ministro español de Asuntos Exteriores estimó que serán necesarios de 3.000 a 4.000 cascos azules para la protección de las zonas de seguridad. [Las fuerzas de la OTAN que vigilan la zona de exclusión aérea sobre Bosnia han detectado cuatro violaciones por parte de los serbios. Los aparatos que violaron el cielo bosnio eran helicópteros, según informa Reuter].

Por otro lado, Grecia rechazó ayer el proyecto de compromiso de Cyrus Vance y David Owen sobre el nombre de Macedonia, pero se mostró dispuesta a dialogar directamente con esta antigua república yugoslava para resolver esta disputa político-semántica, según informa la agencia France Presse.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 28 de mayo de 1993

Más información

  • Solana no pudo convencer al jefe del ACNUR