Una cuestion de ética

La especie humana es una de las que menos capacidad de reproducción tienen. "Mucha gente no lo sabe, pero el 70% de los embriones que crean las parejas sanas se pierde. Y las posibilidades de que una mujer sana quede embarazada en un ciclo es de apenas un 30%". Así justifica Pere Nolasc Barri, del Instituto Dexeus, los modestos resultados de la fecundación in vitro: alrededor de un 15% de embarazos."Bueno, el porcentaje puede parecer bajo, pero representa la mitad de las posibilidades que tiene una mujer sana, y es mucho para una pareja que sin la fecundación in vitro apenas tendría un 2% de posibilidades", añade.

En realidad, los resultados siguen siendo una cuestión controvertida. "Muy pocos dicen la verdad", afirma Alberto Romeu, de La Fe de Valencia. "Y la interpretación de los datos depende mucho de cómo se expresen". Para no provocar equívocos, Romeu ofrece los suyos: 12,7 nacimientos por transferencia, es decir, 12 niños por cada 100 embriones implantados; 18,6 embarazos por cada 100 transferencias y 28,70 hijos por cada 100 parejas tratadas.

Más información

Un tratamiento de fecundación in vitro, que incluye una estimulación ovárica y la transferencia de varios embriones, cuesta entre 400.000 y 600.000 pesetas. Pero muchas mujeres necesitan varios intentos. ¿Hasta cuántos? La respuesta entra de lleno en la ética médica, porque es muy fácil jugar con la ilusión de tener un hijo. "A partir de tres o cuatro ciclos completos, el pronóstico de embarazo es ya muy improbable", dice, rotundo, el doctor Barri.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 23 de mayo de 1993.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50