FERIA DE ABRIL

Finito de Córdoba llega dispuesto a "dar la cara"

Juan Serrano Finito de Córdoba espera con impaciencia que se abra esta tarde la puerta de cuadrillas de la Real Maestranza, convencido de que este año, tercero de su alternativa, "tengo que dar la cara en Sevilla, Madrid y Córdoba, para que el 93 sea el de mi consolidación definitiva como torero".El joven diestro se doctoró en mayo de 1991 y, hasta ahora su trayectoria no ha respondido a las expectativas que despertó durante su etapa novillero: "Ha sido un tiempo de rodaje", dice el torero, "en el que me he ido haciendo poco a poco; además, me quedé sin apoderado a mediados del 92 y, a pesar de que conté con la ayuda de mi hermano, se me cerraron muchas puertas".

Con su nuevo apoderado José Luis Marca, y con tres corridas en el abonó sevillano -dos en el ciclo ferial y una en San Miguel-, el diestro de Córdoba afronta el compromiso con la moral muy alta, "pero preocupado por la exigencia que supone una responsabilidad tan fuerte para mí".

Por otra parte, el torero entiende que ha hecho méritos -el pasado año cortó una merecida oreja- para estar bien situado en los carteles, y espera corresponder a la afición sevillana: "El público de la Maestranza", afirma, "es muy entendido", muy exigente, pero, también, muy respetuoso; yo vengo mentalizado para superar el duro examen, para darlo todo, y creo que todos los toreros, matadores y subalternos, venimos a la Maestranza con una motivación especial".

Sin embargo, a pesar de que cortó tres orejas como novillero y una como matador, Finito piensa que "en Sevilla, aún no he desarrollado toda mi capacidad como torero; no he llegado a sentirme a gusto con el capote y he toreado a medio gas con la muleta. Incluso, la oreja de la pasada Feria de San Miguel me supo a poco; hice lo posible por redondear la tarde, pero no lo conseguí".

El dolor de Víctor Mendes

Por otra parte, Víctor Mendes toreará hoy en Sevilla, pocas horas después de que su hermano Antonio, muerto en accidente de tráfico, sea enterrado en Villafranca de Xira (Portugal), informa Efe. A las 11 de la mañana tendrá lugar el sepelio y a continuación el diestro emprenderá viaje por carretera a Sevilla -que dista 300 kilómetros-, donde a las 18.30 horas habrá de hacer el paseíllo en la Maestranza.Hace dos años Víctor Mendes toreó en Madrid, en similares circunstancias de dolor, pues el día anterior había asistido al entierro de su padre, también muerto en accidente. La afición de Las Ventas le dedicó entonces un emocionante recibimiento.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS