La salida 354 heridos graves de Srebrenica aplaza la evacuación completa del enclave

El plan de las Naciones Unidas para evacuar a los habitantes de Srebrenica quedó ayer interrumpido. Las autoridades locales musulmanas volvieron a impedir, por cuarta vez en 10 días, la salida de refugiados y la condicionaron a la salida previa por vía aérea de todos los heridos. De esta forma consiguieron que en las últimas horas 354 heridos graves de los aproximadamente 500 que se hallaban en el enclave musulmán abandonaran la ciudad a bordo de helicópteros franceses y británicos, que volaron hacia la ciudad próxima de Tuzla, bajo control de tropas musulmanas. Fuerzas serbias impidieron la entrada de dos pelotones de cascos azules en la ciudad sitiada. .

Las autoridades musulmanas de la ciudad bosnia de Srebrenica, sitiada por tropas serbias desde hace más de un año, no quieren rendir la plaza y han puesto como condición para evacuar a todos sus pobladores la salida de los heridos graves, propósito que se consiguió ayer casi al completo. Helicópteros franceses Puma y británicos Sea King lograron evacuar a 354 lesionados graves, de los aproximadamente 500 que el enclave albergaba, hasta la ciudad cercana de Tuzla, en manos musulmanas.Era el segundo día consecutivo en que se pudo realizar esta operación. Jóvenes heridos, con la garganta abierta para poder respirar por la tráquea, y soldados bosnios con las piernas gangrenadas por la falta de higiene de unos hospitales en los que se opera sin anestesia -se cortan los miembros con sierras de carpintero y se sustituye el bisturí de cirujano con la hoja de afeitar-, estaban entre los primeros evacuados. También se veía a ancianos y niños, todos heridos por la barbarie. Son los afortunados que huyen de la pesadilla.

A lo largo del día de ayer se pudo evacuar a un total de 354 personas, aseguró un portavoz militar de la ONU en Tuzla, ciudad situada a 100 kilómetros de Srebrenica, pero separada tan sólo por 10 minutos de vuelo de helicóptero. Quedan dentro de la localidad asediada al menos otros 100 heridos, algunos de ellos muy graves. Estos son ahora la principal preocupación antes de que expire hoy el plazo de 72 horas en el cual las Naciones Unidas deben desarmar a los combatientes musulmanes de Srebrenica, según el acuerdo firmado el domingo. Estos ya han dado las primeras muestras de que no están dispuestos a cumplir lo acordado.

Además, mientras el jefe de los cascos azules, el general francés Philippe Morillon, indicaba que las fuerzas serbias se retirarían de sus actuales posiciones en las inmediaciones del centro, el jefe del ejército serbio, Ratko Mladic, aseguraba que sus unidades mantendrían las posiciones conquistadas.

Roto el alto el fuego

Poco después, baterías artilleras serbias que cercan la ciudad de Srebrenica, abrieron fuego de mortero de 60 milímetros sobre la ciudad y bombardearon las líneas de retaguardia de sus defensores musulmanes. De esta forma, el precario alto el fuego conseguido quedaba roto.

Mientras tanto, en Bosnia central, combates intensos entre milicias croatas y tropas musulmanas parecían acabar definitivamente con la alianza oficial entre estas fuerzas combatientes.

Duro s enfrentamientos con artillería en Vitez, Kiseljak, Konjic, Zenica y otros puntos de fricción entre los territorios que otorga el plan Vance-Owen a croatas y musulmanes causaron cerca de 200 muertos en los últimos cuatro días.

Las tropas españoles tenían previsto ayer tarde dar escolta a jefes militares croatas y musulmanes para que éstos pudieran celebrar una nueva reunión, que se desarrolló en la localidad de Medjugorje, bajo la presencia del general Philippe Morillon. Las conversaciones proseguirán el martes.

Por su parte, el Gobierno de Rusia mostró su preocupación por la situación creada tras la nueva resolución del Consejo de Seguridad y advirtió sobre el peligro de guerra generalizada en los Balcanes. El ministro ruso de Exteriores, Andréi Kózirev, propuso una reunión urgente de los ministros de Exteriores de los países miembros del Consejo de Seguridad de la ONU que podría celebrarse en Sarajevo o Srebrenica.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 19 de abril de 1993.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50