Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las autoridades de Cuba recomiendan consumir hojas ante la escasez de alimentos

Las autoridades cubanas han comenzado a recomendar a su población el consumo de hojas y semillas de algunos vegetales en un intento por paliar la creciente escasez de alimentos que afecta a la isla. Algunas de las recetas ofrecidas por diarios oficiales como Granma y Trabajadores y la emisora Radio Rebelde son "ensalada de hojas de boniato", "turrón de semillas de calabaza", "sopa de hojas con arroz" y "guiso con hojas de yuca".

El lunes pasado el Instituto de Nutrición del Ministerio de Salud Pública informaba en el semanario Trabajadores de las propiedades alimenticias de 1as flores y semillas de calabaza", así como de 1as hojas del boniato, la remolacha, el rábano, el nabo y la yuca". El Instituto de Nutrición recomendaba que las hojas que se vayan a comer sean verdes y tiernas, y que se laven muy bien y se cocinen sólo el tiempo necesario".También la televisión cubana insiste desde hace meses en la necesidad de educar los hábitos alimenticios del cubano atendiendo a las posibilidades reales del país. Así, el popular programa Cocina al minuto de Nipza Villapol ha enseñado a los televidentes a preparar "picadillo de cáscara de plátano" y "bistec de cáscara de pomelo", entre otras recetas.

El Ministerio de Salud Pública, preocupado por los desequilibrios en la dieta de los cubanos, distribuirá de forma gratuita complejos vitamínicos en residencias estudiantiles y zonas agrícolas y urbanas.

La falta de vitaminas ha provocado la aparición de epidemias y enfermedades hasta ahora desconocidas en Cuba. La más grave de todas ellas ha sido la neuritis óptica, que se manifiesta en pérdida gradual de la visión y cansancio generalizado. Hasta el 1 de abril se habían presentado ya 7.000 casos, 1.273 en la ciudad de La Habana. Según fuentes médicas pueden aparecer otras enfermedades como el beri-beri. Ambas están provocadas por un déficit de vitamina B, presente en los cereales, los lácteos y las carnes rojas, todos alimentos deficitarios en Cuba.

La agudización de la escasez de alimentos ha provocado asimismo la subida de los precios del mercado negro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 14 de abril de 1993