El dibujante francés Lauzier obtiene el gran premio del salón Angulema 93

JORDI SÁNCHEZ ENVIADO ESPECIAL El dibujante francés Gérard Lauzier, de 60 años, obtuvo ayer el gran premio salón del cómic de Angulema 93, que se reúne anualmente en esa ciudad francesa. El premio Alph-Art al mejor album francófono correspondió a Aventuras de Basil y Victoria, tomo II, Jack, ilustrado por Edith y Yann; el galardón al mejor album no francés fue para Maus, del norteamericano Art Spiegelman; el premio al mejor guión fue para Saigón-Hanoi, de Cosey. Por último, el premio del público fue para Pasajero dado por desaparecido, sexto tomo de Aventuras de Theodore Poussin. Con la concesión de premios se ponía broche al segundo día de funcionamiento del salón.

La apertura formal se inició el pasado jueves y corrió a cargo de de Georges Chavenes, alcalde de la villa y responsable de una aportación de dos millones y medio de francos del total de 12 que forman el presupuesto del salón, y Dominique Brecheceau, presidente del festival más importante del continente europeo. Mientras en el auditorio de la Escuela de Música de la villa decenas de especialistas, libreros y editores discutían sobre temas como la imagen de la historieta francesa en el extranjero, la propiedad industrial, intelectual y artística o se preguntaban si la historieta es demasiado cara, la atención del público y la prensa especializada se dirigía hacia las espectaculares -algunas- exposiciones que el salón ha desplegado.

El París popular

El reflejo concienciado del París popular de los años sesenta es el motivo que caracteriza la esencia de la exposición dedicada a Frank Margerin, Gran Premio del salón 1992, diseñada por él mismo.

Una enorme escultura en yeso de Lucien, su personaje más popular, daba la bienvenida al visitante que entra en el universo de tabernas y pastís, fútbol y rockers música y teatro alternativos, que da forma a la obra del comprometido -y algo desfasado, según reconoce él mismo autor parisino.

Bajo el título de Germaniques, el Salón de Angulema ha presentado la muestra dedicada a 18 autores de expresión alemana -15 alemanes y tres suizos con la que se ha pretendido ofrecer una panorámica del actual momento de la historieta de un país que, con una producción total en 1992 de 700 títulos, abrió sus fronteras para recibir un 90% de material extranjero.

"El comic francés, español, americano e inglés apasionan a los alemanes", asegura Cuno Affolter, garante de los autores, quien añade: "En cambio, el público europeo no parece haberse enterado de que en Alemania se hace historieta aparte de Matthias Schultheiss y Ralf Köning".

Las tiradas alemanas se cifran entorno a los 5.000 y 10.000 ejemplares, aunque a veces hay sorpresas: la serie Werner, de Brósel, ha alcanzado una tirada de cinco millones de ejemplar. "Es una serie excepcional, de culto", señala Affolter.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS