Los partidos catalanes exigen al Gobierno que ceda el 15% del IRPF

Los siete partidos y coaliciones que forman la parte catalana de la Comisión Mixta de Valoraciones -Convergencia i Unió, Partit dels Secialistes de Catalunya, Esquerra Republicana de Catalunya, Iniciativa per Catalunya, Partido Popular, Esquerra Catalana y Centro Democrático y Social- acordaron ayer por unanimidad exigir al Gobierno que cumpla el compromiso alcánzado hace un año de ceder a la Generalitat la gestión del 15% del IRPF. La cesión debía haber entrado en vigor este año. Los partidos catalanes piden que el ministro de Economía y Hacienda, Carlos Solchaga, convoque la comisión de valoraciones para solicitar formalmente que se cumpla el acuerdo.

El consejero de Economía, Maciá Alavedra, advirtió ayer que "sería un error garrafal ligar este tema a los posibles resultados electorales" de la próximas legislativas.La petición de convocar la comisión de valoraciones para que el Gobierno explique el retraso en la cesión del IRPF a las comunidades autónomas se produce tras las recientes declaraciones del presidente del Gobierno* Felipe González en las que afirmaba que el tema no estaba claro.

Alavedra dijo que "en últimamente han surgido posiciones diversas en las comunidades autónomas y en el PSOE, pero nuestra obligación es que se cumpla el acuerdo alcanzado el pasado 20 de enero" sobre el nuevo modelo de financiación autonómica.

El consejero de Economía de la Generalitat añadió que, si no se cede el IRPF, su Gobierno dará por nulo el resto de los pactos alcanzados hace un año con el Gobierno central. "La negociación terminó con el acuerdo de que el esfuerzo fiscal equivalía a la cesión del 15% del IRPF. La negociación fue un todo y yo mismo firmé el acuerdo condicionado a la cesión del tramo del 15%. Sin esta condición las otras cosas no se aguantan", añadió.

Tras un año de dificiles conversaciones, el Gobierno alcanzó hace un año un acuerdo con las 15 autonomías de régimen común, salvo Canarias, para revisar el sistema de financiación autonómica para el periodo 1993-1996.

Al margen de la cesión de una parte del IRPF, el acuerdo dió libertad a las comunidades para disponer libremente de las subvenciones a la enseñanza supuso una acuerdo para evitar los retrasos en el cobro de las transferencias y un avance del peso de la población como variable a la hora de fijar los fondos de la Administración central. También se acordó un programa de coordinación presupuestaria para atajar el déficit público, en plena negociación del plan de convergencia con Europa para cumplir los requisitios de Maastricht.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Alavedra no descartó que pedir a Solchaga que convoque la comisión mixta de valoraciones suponga "abrir una vía bilateral". "Si esto puede abrir una vía bilateral, pues, ¿por qué no?. Sería una de las posibilidades para las comunidades que están de acuerdo" Con la gestión del IRPF. Alavedra aseguró que la Generalitat no abandonará el Consejo de Política Fiscal y Financiera, donde se sientan las 17 comunidades autónomas y el Gobierno. "Nos dirigimos a la comisión mixta para que se cumpla la cesión del IRPF".

A. la pregunta de Isi cree que el Gobierno puede utilizar la cesión para efectuar pactos tras las futuras elecciones generales, Alavedra dijo: "Ligar este tema a posibles compensaciones electorales sería un error garrafal".

El representante del Partit dels Socialistes de Catalunya (PSC), Antoni Castells, afirmó ayer que "el acuerdo debe cumplirse. La cesión del 15% Í del IRPF es un paso adelante en la corresponsabilización fiscal. En Alemania, los lánder tienen cedido el 42,5% del IRPF", señaló Castells.

El representante del PSC cree que con la cesión del IRPF 11 se evitarían fugas hacia adelante hacia los conciertos económicos". Castells lamentó "la falta de confianza de la Secretaría de Estado de Administraciones Territoriales" y las declaraciones contrarías a la cesión del IRPF del presidente de Extremadura, el también socialista Juan Carlos Rodríguez Ibarra. "Actitudes así no ayudan a avanzar en la solución del tema", dijo. "La cesión no tiene por qué afectar a todos. Podría ser voluntaria para las comunidades que la deseen", añadió Castells.

Esquerra Republicana deCatalunya (ERC) respaldó ayer la petición de que se convoque la comisión de valoraciones, aunque sigue siendo contraria a la cesión. Este partido defiende el concierto económico con el Estado como modelo de financiación para Cataluña, similar a los del País Vasco y Navarra.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS