Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Combates en Bosnia entre musulmanes y sus aliados croatas

Un nuevo frente de combates brotó ayer en el centro de Bosnia entre las fuerzas musulmanas y sus aliados nominales croatas, según informaron ayer fuentes militares de la ONU. Dichas fuentes subrayaron que "los intercambios de disparos de mortero y de artillería" entre las dos partes comenzaron el lunes por la noche y no cesaron durante todo el día de ayer.Los combates, además, se reanudaron en diversos frentes entre musulmanes y serbios. La ofensiva musulmana hacia Bratunac, ciudad sobre el río Drina, limítrofe, con Serbia, entró en su segunda semana. Las autoridades militares serbias solicitan a la población que permanezca en sus hogares garantizándoles la defensa de la ciudad. Sin embargo, la población civil, después de las matanzas en varios pueblos cercanos, intenta huir desesperadamente hacia Serbia. También los combatientes abandonan las posiciones.

Fuentes croatas informaron que las tropas serbias utilizaron la aviación para bombardear Srebrenica, enclave musulmán donde se organiza la ofensiva hacia Bratunac. Once personas -un médico y diez enfermos- murieron en el bombardeo de un hospital en dicha ciudad.

En Sarajevo, la difusión por la emisora musulmana de la noticia de que las negociaciones en Ginebra habían fracasado fue recibida con satisfacción por la población de la ciudad. "Ahora la guerra seguirá su curso", declaró Ismet Beslic, ingeniero mecánico de 43 años. "El mundo civilizado está ofreciendo la solución pero el lado serbio la ha rechazado... Ahora el mundo sabrá quién está por la paz y quién en contra", añadía al explicar el aplauso de sus compatriotas. "Es mejor así, porque el mundo ahora sabe lo que Karadz¡c quiere y no habrá confusión sobre quién es el agresor", dijo Belma Gacanica, ama de casa de 30 años.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 13 de enero de 1993