IU-IC enmienda el Código Penal para que se despenalice la eutanasia

Izquierda Unida-Iniciativa per Catalunya (IU-IC) defenderá la eliminación del delito penal que ahora supone la cooperación en actos que permitan, propicien o faciliten una "muerte digna, apacible y sin dolor para personas con graves padecimientos permanentes y difíciles de soportar".

Esta defensa la realizará el diputado Ramón Espasa, médico de profesión, en la discusión del nuevo Código Penal, cuyo texto inicial considera, estos hechos como delito por colaboración al suicidio. Espasa afirma que no debe hablarse de eutanasia, sino del derecho a morir dignamente, algo que "muchos ciudadanos agradecerán al Parlamento por ocuparse de un trance tan personal y grave como es el momento de morir".

El nuevo Código Penal incluye, en los supuestos de delito por inducción o cooperación con el suicidio, la cooperación para que un enfermo grave ponga fin a su vida. Izquierda Unida-Iniciativa per Catalunya defenderá- "El que cooperase con actos necesarios a permitir, propiciar y facilitar una muerte digna, apacible y sin dolor, en el caso de que el demandante sufriera enfermedad grave que hubiera conducido necesariamente a su muerte, y que produjera graves padecimientos permanentes y difíciles de soportar, no será considerado colaborador de suicidio, ni autor de falta o delito alguno".

A esta enmienda añade otra que intenta salvaguardar la responsabilidad de los médicos y personal sanitario que se nieguen a alargar tratamientos a personas abocadas a la muerte por su enfermedad cuando así lo demanden dichos enfermos. "Cuando una persona padezca sufrimientos que le resulten insoportables, podrá solicitar del médico que se le facilite o administre tratamiento paliativo en cantidad y calidad suficientes, aunque, de forma colateral, ello acelere su natural proceso hacia la muerte, o bien que no se le apliquen o que se le retiren los medios de prolongación artificial de vida".

Libertad de los médicos

La propuesta de Izquierda Unida prevé igualmente la libertad de los médicos. "El facultativo que exprese su disconformidad con los indicados tratamientos podrá abstenerse de prestarlos exento de responsabilidad si transfiere el cuidado del paciente a otro profesional".Ramón Espasa, lejos de la interpretación que da el Gobierno, dice que "debe despenalizarse lo que se considera ahora auxilio al suicidio, cuando de lo que se trata es de la colaboración del médico y los demás facultativos a permitir una muerte digna si el afectado así lo solicita". Para Espasa se trataría de "una actuación facultativa más".

En este mismo contexto, IU-IC señala que, en vez de "despenalizar", habría que elaborar una ley positiva, llamada de testamento vital", que permitiera acogerse a la posibilidad de rechazar tratamientos "demasiado artificiales y cruentos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 03 de enero de 1993.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50