KIO ofrecerá a la banca acciones de las empresas de Torras para cancelar la deuda

KIO, propietario de Grupo Torras, ofrecerá a la banca acreedora gran parte de las acciones de empresas españoles que posee, con el objetivo de cancelar los créditos que los bancos concedieron a sus filiales, una vez se haya formalizado la suspensión de pagos del holding, anunciada oficialmente el viernes pasado, según fuentes financieras conocedoras de la operativa del grupo árabe. Esta propuesta está en línea con la idea de los ejecutivos de KIO, expresada abiertamente durante estos últimos días, de que sus inversiones en España se han saldado con una enorme masa de pérdidas y deudas sin apenas valor.

Más información

Las acciones del Grupo Torras no están a la libre disposición de KIO. Se mantienen en depósito como garantía de los cuantiosos créditos concedidas a esas filiales por la banca. La deuda de todas las empresas participadas por el Grupo Torras estaría próxima a los 500.000 millones (de ellos, 250.000 corresponden a la matriz), aunque la opacidad sobre las cuentas, que caracteriza tanto a los anteriores gestores como a los ejecutivos de KIO, no permite precisar. La única manera de que KIO recupere la libertad de movimiento de esas acciones es el pago de las deudas, lo que ya ha sido descartado al optar por la suspensión de pagos.Este procedimiento de garantizar créditos mediante acciones -pignoración de acciones-, fue reconocido por el propio presidente de Grupo Torras, Mahmud Al Nuri, quien afirmó que todas las acciones que posee el Grupo Torras están "hipotecadas". Asimismo, en conversación con este diario, el presidente de Grupo Torras expresó su convicción de que la banca deberá contribuir a encontrar soluciones a la situación de las empresas y que podría acabar teniendo en sus manos los títulos de esas empresas, entre las que citó a la alimentarla Ebro Agrícolas.La posible propuesta de intercambio de acciones por deudas afectará especialmente a la banca nacional, que es la que más ha utilizado estos sistemas de garantías, junto con el de hipotecas inmobiliarias, como ya es público en el caso de Prima Inmobiliaria. En cambio, importantes bancos internacionales, como el Bank of America y el Crédit Suisse, han recobrado créditos de 40.000 millones de pesetas a pesar de que Torras no ha podido hacer frente a su pago una vez llegado el vencimiento. "Estas entidades teníansus créditos garantizados directamente por KIO", aseguran fuentes financieras. Este hecho se interpreta en círculos financieros como un intento de KIO de aislar sus problemas económicos y financieros en España de su imagen de grupo solvente y responsable en el mercado internacional.

En la entrevista con Solchaga, KIO le informó de la decisión de suspender pagos en Grupo Torras y de actuar jurídicamente contra los anteriores gestores. También le reveló su intención de cubrir sus deudas en España y abandonar el Grupo Torras. Ni el Gobierno ni el presidente de KIO han informado de acuerdo alguno que evite esa marcha.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0006, 06 de diciembre de 1992.

Lo más visto en...

Top 50