Aznar califica de irresponsable la actitud del Gobierno por el estallido de la crisis del grupo en España

Barcelona / Madrid - 06 dic 1992 - 23:00 UTC

El presidente del Partido Popular, José María Aznar, calificó ayer al Gobierno socialista de "irresponsable" en el desenlace de la crisis de KIO por no saber vigilar las inversiones en España de este grupo público kuwaití Aznar, durante un mítin celebrado en Barcelona, añadió que en España se da la paradoja de " que unos amasan grandes fortunas con el correspondiente escándalo social y por otro lado se envía a un gran número de trabajadores al paro". El líder del PP lamenta que el grupo kuwaití haya tomado esta decisión aunque reitera que el Gobierno español tendría que haber vigilado esta inversión al igual que otras inversiones extranjeras.Por su parte, el presidente de la Generalitat, que se encuentra de viaje oficial en Chile, dijo "No tengo información, pero es una mala noticia", informa José Antich. "Hay suspensiones en las que la compañía se vuelve a levantar, otras que pueden acabar mal y otras que son puros abandonos. Las consecuencias son muy malas para Cataluña", añadió. El consejero de Economía, Maciá Alavedra, aseguró que la suspensión es "un abandono del país, grave y preocupante". La Generalitat de Catalunya tiene concedido a Javier de la Rosa, anterior gestor de KIO en España, un aval de 10.000 millones de pesetas para la construcción de un parque de atracciones en la localidad tarraconense de Salou.

Más información

Rosa Conde, portavoz del Gobierno señaló que "desde hace tiempo el Gobierno estaba preocupado por el desarrollo del grupo y los ministerios de Economía e Industria han desarrollado contactos con KIO y la empresa matriz Torras para evitar lo que ha sucedido. Ante todo, había que salvar los puestos de trabajo y la empresa. Nuestras gestiones no han dado fruto. Estamos preocupados. Lo que podamos hacer para evitar males mayores, estamos dispuestos a hacerlo. Como Gobierno tenemos poco más que decir. Expresamos nuestra preocupación y ponemos todo nuestro esfuerzo para evitar males mayores, es decir, la extensión a otras empresas del consorcio. Nos parece, por la información que tenemos, que sólo afecta a esta empresa y no al conjunto de las inversiones. Nosotros como Gobierno o como Administración no podemos ir más allá".

El secretario de Acción Sindical de la UGT, Apolinar Rodríguez, manifestó ayer que "sería paradójico que España tuviera que pagar las deudas del país más rico del mundo". El líder sindical matizó que el Gobierno no debe nacionalizar al Grupo Torras ya que España ostenta una posición acreedora que tiene que defender ante KIO. Apolinar Rodríguez calificó de "inadmisible" que el abandono de, las obligaciones por parte de 100 "deje como secuela la pérdida de directa de 36.000 puestos de trabajo y la amenaza sobre otros tantos [en realidad son 60.000 más]. Estamos ante la mayor suspensión de pagos de la historia económica de España".

Por este motivo, a juicio de Apolinar Rodríguez, el Gobierno español no se sitúa frente a una disyuntiva entre la nacionalización y la nada, sino que dispone de "la capacidad de intervención y exigencia para defender los puestos de trabajo y la posición acreedora de todo el Estado ante las inmensas deudas de decenas de miles de millones de pesetas contra el sector público".

Setún el líder sindical, el Grupo KIO se ha beneficiado de todo tipo de ayudas y ventajas institucionales, por lo que la suspensión de pagos es "absolutamente inaceptable". Rodríguez recordó también que Kuwait no sólo se ha beneficiado de las ayudas del Estado, sino también de la solidaridad del pueblo español durante la Guerra del Golfo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0006, 06 de diciembre de 1992.

Lo más visto en...

Top 50