Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mil millones de personas viven por debajo de los mínimos vitales

Mil millones de personas viven por debajo de los mínimos vitales en las zonas rurales de 114 países en desarrollo del mundo, a pesar de 40 años de asistencia internacional al desarrollo, según un estudio hecho público por las Naciones Unidas. El Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) han realizado la encuesta durante los últimos dos años, en la que se observa el continuo aumento de la pobreza rural en el mundo.Entre los países menos favorecidos se encuentra Bolivia, con un 97% de su población rural por debajo de los mínimos vitales de pobreza. Le siguen Malaui, con un 90%; Perú, un 75%; Brasil, un 73%, y Filipinas, con un 64%, según precisa el informe.

Entre los países que han conseguido reducir considerablemente los porcentajes de indigentes entre la población rural, figuran la India, del 53% al 42%; Indonesia, del 47% al 27%; Corea del Norte, del 36% al 11%; Malaísia, del 59% al 22%; Pakistán, del 43% al 29%, y Lesotho, que ha reducido el porcentaje del 91% al 55% de la población rural.

De los 4.000 millones de habitantes censados en los 114 países, más de 2.500 millones viven en zonas rurales y 1.000 millones lo hacen por debajo de los mínimos vitales, cifras que representan un aumento del 40% en relación a hace 20 años. Entre las poblaciones Más desfavorecidas en las zonas rurales, 633 millones viven en Asia, 204 millones en África, 26 millones en Oriente Próximo y África del Norte y 76 millones en América Latina y el Caribe.

El informe indica que las cifras totales de personas por debajo de los mínimos vitales las compone en un 80% la población rural, a pesar del continuo aumento del éxodo a las ciudades. En numerosos países, las autoridades mantienen los precios de los productos alimenticios muy bajos para poder contener los descontentos en las zonas urbanas, situación que perjudica notoriamente a los campesinos, obligados a vender su producción a precios artificiales muy devaluados. El estudio indica que la población mundial se acercará a los 8.500 millones en el 2025.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 24 de noviembre de 1992