Estados Unidos exhorta a sus ciudadanos a que salgan de Libia "inmediatamente"

Estados Unidos urgió ayer a los norteamericanos que se hallan en Libia a que abandonen ese país antes de que el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas discuta y apruebe una resolución que incluirá sanciones económicas y un bloqueo aéreo contra el Gobierno de Muammar el Gaddafi. La advertencia coincidió ayer con la entrega al presidente George Bush de un plan de posibles acciones militares contra Irak diseñado por el Pentágono.

El Departamento de Estado exhortó ayer al millar de ciudadanos estadounidenses que se hallan en Libia a que abandonen ese país "inmediatamente", mientras todavía existe la posibilidad de tomar un avión y salir de allí.Francia, que mantiene relaciones diplomáticas con Libia, ha pedido a su colonia de 450 personas en el país magrebí que tome medidas "útiles" si desean permanecer allí. Mientras que el Reino Unido, que ha roto relaciones con el régimen del coronel Gaddafi. pero mantiene una colonia estimada de 5.500 residentes en Libia, ha sugerido a sus ciudadanos que "reflexionen seriamente" sobre lo oportuno de su permanencia en el país norteafricano.

La resolución en cuestión, propuesta por Estados Unidos, Reino Unido y Francia y que en caso de aprobarse aislaría por completo a Gaddafi, es la respuesta aliada a la negativa libia a entregar a los dos responsables del atentado contra el vuelo de Pan Am 103, que en diciembre de 1988 explotó en el aire mientras sobrevolaba la población escocesa de Lockerbie. 270 personas murieron a consecuencia del atentado.

El Consejo de Seguridad está estudiando en estos momentos el borrador de la propuesta entregada por Estados Unidos y sus dos aliados -todos ellos miembros permanentes del Consejo de Seguridad-. El documento incluye la prohibición de la venta de armas y la petición a los países miembros de las ONU de que disminuyan sus relaciones con Libia a nivel, diplomático y comercial.

Gaddafi, por su parte, denunció ayer la "gran falsificación" de la Carta de las Naciones Unidas hecha por Estados Unidos, Reino Unido y Francia con su proyecto de resolución sobre Libia actualmente en estudio.

"La referencia en el texto del proyecto al capítulo 7 de la Carta de la ONU constituye una de las más grandes operaciones de falsificación" de la citada Carta fundacional, estima Gaddafi. El capítulo 7 autoriza al Consejo de Seguridad a determinar la existencia de cualquier amenaza contra la paz mundial y a tomar medidas para evitar esa amenaza.

El pasado mes de enero el Consejo de Seguridad ordenó a Libia que cooperara con esos tres países en la investigación del atentado de Lockerbie y que entregara a los dos resppnsables del atentado, actualmente detenidos en Trípoli.

Francia está interesada también en interrogar a otros cuatro agentes libios sobre el atentado sufrido por un avión de la compañía francesa UTA mientras sobrevolaba el desierto del Sáhara en septiembre de 1989 y que provocó la muerte de 171 personas.

Planes contra Irak

El secretario general de Naciones Unidas, el egipcio Butros Gali, declaró ayer que ha enviado a tres emisarios a Libia y que ha recibido al embajador libio ante la ONU al menos diez veces en las tres últimas semanas, sin obtener de momento ningún "progreso".

El Pentágono entregó ayer al presidente Bush un plan de ataque militar a Irak que incluye los posibles objetivos susceptibles de ser destruidos. El plan se llevaría a cabo si Sadam Husein no cumpliera las resoluciones de la ONU que exigen desmantelar de forma inmediata su maquinaria militar.

Gali declaró ayer que Irak no tenía ningún plazo concreto para cumplir las resoluciones y que cualquier ataque debería ser aprobado por el Consejo de Seguridad. La opinión del secretario general contrasta con la de quienes piensan que cualquier ataque a Irak puede llevarse a cabo sobre la base de las resoluciones ya aprobadas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 19 de marzo de 1992.

Lo más visto en...

Top 50