Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un locutor de radio muere de cólera por la comida en Aerolíneas Argentinas

La psicosis de cólera en Argentina ha aumentado al conocerse que 33 pasajeros de Aerolíneas Argentinas enfermaron y otro murió de la enfermedad por haber tomado la comida servida en un vuelo desde Buenos Aires a Los Angeles (Estados Unidos) tras su escala en Lima (Perú). Aerolíneas Argentinas ha suspendido los vuelos a Perú y culpa a la comida ingresada en Lima del contagio con la bacteria del cólera.

Aníbal Cufré, de 71 años, que fue durante 40 locutor de Radio Splendid y alcanzó fama en los años dorados de la radio, es la más reciente víctima de cólera en Argentina, aunque murió en Estados Unidos. Cufré proyectaba pasar un mes de vacaciones en Los Ángeles, donde vive uno de sus hijos, pero contrajo el cólera en el, vuelo 386 Buenos Aires-Los Angeles, de Aerolíneas. Otros cuatro pasajeros han sido ya tratados de fuertes problemas Intestinales Provocados por el cólera, mientras 29 tienen síntomas de la enfermedad, según confirmaron a Reuter funcionarios de salud de EE UU, que han achacado el brote al agua o la comida embarcada durante una escala en Perú.La muerte de Cufré ha conmovido a la opinión pública argentina, tras una semana de psicosis por haberse detectado los primeros casos en las cercanías de la capital. El número de afectados de cólera registrados en Argentina asciende a 1931 con 12 muertos. La muerte del locutor golpeó especialmente a la opinión pública, por tratarse de una persona conocida y producirse en un sector social que se consideraba al margen de la enfermedad.

El pasado lunes, la confirmación de un caso de cólera en la provincia de Buenos Aires, en las cercanías de la capital, y otro en Córdoba, la segunda ciudad del país, desencadenó una psicosis nacional ante la inminente llegada de la epidemia a la capital. Los telediarios se llenaron de infórmaciones sobre el caso, con entrevistas al marido, al suegro y hasta al carnicero de la esquina de la mujer afectada. La televisión bombardea sin parar con Instrucciones para evitar la propagación de la enfermedad.

Ya no se trata de unos indígenas perdidos en la provincia de Salta, en el extremo noroeste de Argentina, donde el país ha perdido ya su pátina europea. La enferma de Buenos Aires era "una mujer de clase media de 34 años, madre de siete hijos", según la describía el diario conservador La Nación. La afectada quedó internada en un hospital del municipio General Sarmiento, a las puertas de la capital, y se esperaba que fuera dada de alta en breve.

Otro caso en Córdoba

Bajo el título 'La peste', Página 12 resumía ese día, a toda página, en primera, la situación: "Se confirma otro caso en Córdoba. El cólera llegó para quedarse. El ministro [de Salud y Acción Social] Julio Aráoz aseguró: 'Hay que saber que vamos a convivir con la enfermedad y habrá otros brotes'. Entretanto, un grupo de 40 epidemiólogos coincidieron en que habrá cólera para 10 años".

Eduardo Menem, presidente en funciones por estar entonces su hermano Carlos de gira europea, declaró el pasado lunes que el caso registrado en la provincia de Buenos Aires tiene una causa distinta a los de Salta. Según Menem, "falta determinar ahora cuál es la causa del contagio, porque, contrariamente a lo que se podía suponer, la persona afectada vive en una casa con agua potable y servicios sanitarios".

Para incrementar el escándalo, se añade el hecho de que Cufré haya contraído el cólera en un vuelo de Aerolíneas Argentinas, en la que la compañía española Iberia cuenta con mayoría de las acciones después de una controvertida privatización. Aerolíneas ha sido blanco en las últimas semanas de los ataques de los medios de comunicación por diversos fallos detectados en sus aviones y en el servicio, además del tira y afloja sobre el pago de la cantidad debida por la privatización de la compañía.

Sin embargo, el hecho real, hasta ahora, es que la incidencia del cólera es casi insignificante, comparada con otros países del continente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 22 de febrero de 1992

Más información

  • La compañía suspende sus vuelos a Perú