Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Carlos Saura, termina de rodar 'Sevillanas'

Paco de Lucía, Manolo Sanlúcar, Camarón, Rocío Jurado y Lola Flores actúan en el filme

Carlos Saura finaliza hoy el rodaje de su última película, Sevillanas, en un hangar de las afueras de Madrid. Está dando los últimos toques a un trabajo ambicioso, al que considera "un musical más que un documental", que se ha disparado a los 300 millones de presupuesto. La presencia de los guitarristas Manolo Sanlúcar y Paco de Lucía, juntos por primera vez en muchos años, y la participación de Camarón, Rocío Jurado y Lola Flores, han puesto las notas morbosas en un trabajo serio de recopilación e investigación de uno de los más populares ritmos flamencos.

"Venga coño, que sois unos monstruos" dice en voz alta Carlos Saura desde su privilegiada posición, entre los guitarristas Paco de Lucía y Manolo Sanlúcar. Están finalizando él rodaje de Sevillanas, un mediometraje del director aragones basado en el más popular de los bailes flamencos. Los monstruos, nerviosos como si se enfrentasen a una audiencia de miles de personas, éstán sentados en sillas de madera y enea, frente a frente por primera vez en muchos años. Cruzan miradas cómplices y se estrechan la mano delante de los fotógrafos a la voz de "Qué hay, compadre".Saura, con un sombrero negro y una Leica como la de Cartier-Bresson colgada del cuello, parece satisfecho con su nueva película, seguramente porque le ha servido "para satisfacer una pasión personal". El presupuesto ha pasado, para horror del productor Juan Lebrón, de los 200 millones de pesetas iniciales a los más de 350. "No va a ser fácil comercializar esta cinta" confiesa Lebrón, "pero confiamos plenamente en el trabajo de Carlos, y en el tirón de un tema tan popular como las sevillanas y de un reparto como el que hemos logrado reunir".

Ademas de Manolo Sanlúcar, que figura en los títulos de crédito como asesor musical, y de Paco de Lucía, aparecen en la película Camarón, Rocío Jurado, Lola Flores, Los Roineros de La Puebla, Manuel Pareja Obregón, Manuela Carrasco, Merche Esmeralda, Las Corraleras de Lebrija, El Negro, Carlos Vilan y el grupo de baile Boleras, dirigido por Matilde Coral. "Un reparto de lujo para una película musical, no un documental", insiste Saura.

Sevillanas se estrenará, "casí con toda seguridad", en el próximo Festival de Cannes. "También está previsto que sirva de apertura y cierre a la Exposición Universal de Sevilla 1992", asegura el productor, "para recalar en Madrid a finales de marzo, en un estreno compartido con Semana Santa, otro mediometraje dirigido por Manuel Gutiérrez Aragón. Para esta última cinta la Orquesta Filarmónica de Londres ha adaptado siete temas de banda, auténticos clásicos en las populares fiestas sevillanas".

Sin oportunismos

"Me importa un pepino que se piense que es un trabajo oportunista" afirma a Carlos Saura, respondiendo a los que ven alguna relación sospechosa entre Sevillanas y los acontecimientos que rodean a la España del 92. "A mí me gustan las sevillanas, un género único, y por eso me ha resultado fascinante trabajar con sus principales intérpretes. Son personajes imprescindibles en una música, el flamenco, que en España vive momentos irrepetibles. Es un auténtico placer... ""Vivimos en un país de contradicciones, que no ha cuidado nada algunas de sus tradiciones más importantes" continúa, "y la sevillana es la estrella de nuestro flamenco. Es el único baile popular que con el paso de los años sigue manteniéndose actual. La gente, aunque no sepa bailar ni bien ni mal, sigue arrancándose por sevillanas en cualquier boda, en una fiesta o en una discoteca. Cada sevillana está formada por cuatro partes independientes, tan breves que no llegan al minuto, pero que interpretadas por alguien que tenga sentimiento y personalidad pueden resultar impresionantes. Para algunos artistas es una forma excitante de limitarse, que les permite disfrutar de una libertad dentro de un tiempo. Un precioso baile minimalista".

Sólo quedan unas horas de rodaje. Después de 20 días de montaje y algunos más para las mezclas finales, los 45 minutos de película estarán listos. Carlos Saura ve el final del viaje y está de un humor excelente. "Tranquilos, a vuestro aire" insiste con Manolo Sanlúcar y Paco de Lucia.

El guitarrista de Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) ejerce de director musical de la película; ha escrito las sevillanas para dos guitarras que está a punto de tocar con Paco de Lucía, y una sevillana flamenca que interpretará en solitario. El de Algeciras alterna nerviosamente whisky con cigarrillos."Da gusto trabajar con Carlos" dice, "porque sabe lo que se trae entre manos. Adora las sevillanas..."

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 10 de enero de 1992