Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alemania reconoce a Eslovenia y Croacia

Alemania cumplió ayer su palabra y reconoció la independencia de Croacia y Eslovenia antes de la Navidad, como prometiera. Las relaciones diplomáticas serán establecidas a partir del 15 de enero. El Gobierno serbio replicó con la propuesta de reconocer la república serbia de Krajina, enclave serbio en Croacia escindido del poder de Zagreb y que abarca casi un tercio del territorio croata. Así, Serbia da legitimidad a las conquistas del Ejército federal.

El regalo navideño para el presidente de Croacia, Franjo Tudjman, fue incompleto: independencia, sí; pero sólo en la parte del territorio croata que controla. A media noche de ayer venció el plazo propuesto por la Comunidad Europea para la solicitud por la independencia de las seis repúblicas yugoslavas y cuatro repúblicas presentaron oficialmente su demanda: Eslovenia, Croacia, Macedonia y Bosnia-Herzegovina. Anoche se esperaba la decisión del Parlamento montenegrino, aliado tradicional de Serbia, pero cada vez más díscolo ante Belgrado.Los serbios en Bosnia han rechazado la independencia de esta república multiétnica y han anunciado la creación de su propia república, lo que podría atraer al Ejército federal y ha llevado al presidente bosnio, Alija Izetbegovic, partidario de la independencia, a declarar al diario turco Turkija que en caso de la agresión buscaría la ayuda de los amigos, "en primer lugar, de Turquía". El comedimiento diplomático de Izetbegovic no ha dado resultado alguno frente a la agresiva campaña nacionalista serbia y croata. Izetbegovic ni siquiera ejerce el poder en toda su república. En Herzegovina occidental, la policía luce las insignias y las banderas de Croacia. En Herzegovina oriental, los serbios de Bosnia y el Ejército imponen la orden. El río Neretva separa a los adversarios.

Conscientes del peligro de una explosión bélica en Bosnia, los miembros de la Comunidad Europea exigieron ayer el envío de los cascos azules a Bosnia para prevenir que las tensiones étnicas degeneren en el conflicto sangriento. La continuación de los combates en Eslavoniaoccidental augura que no habrá tregua navideña.

El Gobierno de Zagreb, mientras, proporcionó a la población el regalo de una moneda propia, el dinar croata. El dinar yugoslavo dejará mañana de tener curso legal en Croacia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 24 de diciembre de 1991

Más información

  • Macedonia y Bosnia-herzegovina plantean también su independencia a la CE