IU califica de "zapatazo electrónico" la ley que permite informatizar datos personales 'sensibles'

"Que a la patada en la puerta de la ley Corcuera no se, una el zapatazo electrónico de esta ley". Con estas palabras del diputado de Izquierda Unida José Luis Núñez puede resumirse lo más expresivo del debate sobre las cinco enmiendas a la totalidad -cuatro de devolución al Gobierno y una, la de IU, con texto alternativo-, del proyecto de ley de datos personales automatizados, que fueron rechazadas ayer por el pleno del Congreso de los Diputados.

Frente a las acusaciones de riesgos para la vida privada por la informatización de datos personales sensibles, el ministro de Justicia, Tomás de la Quadra-Salcedo, defendió el proyecto de ley, al que calificó de "paso adelante" en "una sociedad democrática y tecnológicamente avanzada".En la presentación del texto gubernamental, que tiene como objeto cumplir el mandato constitucional de limitar el uso de la informática para garantizar el honor, la intimidad personal y familiar. de los ciudadanos y el legítimo ejercicio de sus derechos", Quadra-Salcedo, ante un hemiciclo casi vacio, se adelantó a algunas objeciones de Eusko Alkartasuna CDS, Partido Andalucista, IU y PP para rechazarlas. Así, sefialó que la Agencia de Protección de Datos, tachada de gubernamental, será compatible con, las competencias del Defensor del Pueblo en defensa de los derechos fundamentales y con el control judicial. De este modo, el ministro de Justicia se opuso a que la designación del director de la Agencia de Datos la haga el Parlamento.

Quadra-Salcedo defendió la filosofía del proyecto de ley y la consideró acorde con la Constitución y el convenio europeo sobre la materia. Respecto a las críticas al exagerado propósito controlador sobre los ficheros del sector privado -preocupación especial de la diputada del PP Loyola de Palacio-, aseguró que la ley es más exigente con los ficheros públicos.

Excepciones

El ministro deJusticia defendió las excepciones que se hacen en el proyecto de ley a laregla general de no ser obligado a declarar sobre la ideología, religión o creencias y a la prohibición de ficheros sobre esos datos, y otros, igualmente sensibles, sobre origen racial y vida sexual en virtud del interés general o los fines de una investigación policial concreta. El diputado socialista Díaz Farnés justificó tales excepciones en "no dejar inerme al Estado".

Para la portavoz del PP Loyola de Palacio, el propósito "controlador" del proyecto de ley le sugirió las mayores críticas, así como la "doble moral" aplicada a los ficheros privados y a los públicos. De Palacio reprochó también, como "peligrosa" la excepción que se contiene en el proyectó de ley cuando se admite "la recogida y tratamiento por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad" de los datos sensibles en los supuestos en que "sea absolutamente necesario para los fines de uña investigación concreta".

.Mayor énfasis puso en estas críticas el diputado de IU Núñez, quien estimó inconstitucional la posibilidad de que, por razones de interés general pueda declararse sobre religión o creencias, así como la excepción sobre los datos de origen racial, salud o vida sexual, que consideró no decisivos para la lucha contra la delincuencia. Núñez admitió que, en determinados casos la policía cuente con tales datos, pero "nos oponemos", dijo, "a que estén in formatizados", dados los riesgos que el tratamiento automatizado puede suponer.

"Atentado a la intimidad"

Encuanto a la figura del director de la Agencia de Datos, Núñez estimó que de nada vale que se le denomine con la palabra "independiente" si permaInece vinculado al Gobierno. La portavoz del PP estimó que la Agencia de Datos debe permanecer desvinculada del Ejecutivo. La diputada de EA Esther Larrañaga criticó la tardanza de 12 años, desde la aprobación de la Constitución, en desarrollar esta materia y tachó al proyecto de inconstitucional.

El diputado andalucista Antonio Moreno Olmedo calificó el proyecto de ley de "atentado a la intimidad" y le reprochó que no se responsabiliza a los funcionarios públicos que violen la ley y que establezca "cotos de caza personales: los ficheros policiales".

José Antonio Santos,'por el CDS, criticó la creación del término "privacidad" y aseguró que es necesaria una ley sobre esta materia, "pero no ésta". Todas las enmiendas de devolución al gobierno de EA, Partido Andalucista, IU y PP fueron rechazadas con 150 votos, con 77 a favor y 13 abstenciones. La enmienda de texto alternativo de IU, tambien fue rechazada por 150 votos, con 82 a favor y 12 abstenciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 28 de noviembre de 1991.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50