Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Vaticano busca una "respuesta constructiva" a la droga y el alcoholismo

"Hacer brotar una respuesta constructiva" a los problemas de la droga y el alcoholismo es, según el cardenal Fiorenzo Angelini, el objetivo de una conferencia internacional inaugurada ayer en el Vaticano, que concluirá el sábado con una intervención de la reina Sofía, quien llegó ayer tarde a Roma. En el encuentro participan expertos de todo el mundo en temas sanitarios, sociológicos, psicológicos, religiosos y culturales, junto a personalidades como el director general de la Unesco, Federico Mayor Zaragoza; el presidente del Comité Olímpico Internacional, Juan Antonio Samaranch; el presidente de Bolivia, Jaime Paz Zamora; el secretario general de la ONU, Javier Pérez de Cuéllar; el primer ministro italiano, Giulio Andreotti, y el ministro de Sanidad de EE UU, Louis Sullivan. La ponencia que presentará el sábado la reina Sofía se titulará Presente y futuro de la droga y el alcoholismo.La reunión, convocada bajo el lema de Esperar contra toda esperanza, representa la sexta edición de la conferencia internacional organizada por el Consejo Pontificio para la Pastoral de los Servicios de la Salud, que cada año se dedica a un tema.

El cardenal Angelini, presidente del Consejo de la Salud, que ayer inauguró la asamblea, precisó, al presentar la feunión, que la conferencia trata sobre "droga y alcoholismo". Es decir, que el "abuso del alcohol", y no el alcohol como tal, es el motivo de preocupación para una Iglesia que tiene incorporado el vino en su liturgia.

Ayer intervinieron dos españoles. Gonzalo Herranz, consejero del Comité Nacional de Coordinación contra la Droga y presidente, de la Comisión Nacional de Ética Médica de España, dijo: "Ni siquiera los millares de vidas segados anualmente mediante el aborto y la anticoncepción logran hacernos reflexionar. Nuestra sensibilidad se ha reducido a poca cosa". "En ese contexto", añadió, "las plagas del alcohol y la droga encuentran su terreno natural, una sociedad en la que morir o vivir es sólo una cuestión de moléculas".'

También se leyó una ponencia del filósofo Julián Marías, que destacaba: "La pérdida del concepto de razón y de lucidez es el origen del abuso de la droga".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 22 de noviembre de 1991