Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 'narco' Lehder implica a Fidel y Raúl Castro en el tráfico de cocaína

Raúl Castro, el hermano de Fidel, autorizó al cartel de Medellín a sobrevolar Cuba para transportar droga a EE UU, según testificó el miércoles el narco colombiano Carlos Lehder al declarar en Miami en el juicio contra el ex dirigente panameño Manuel Antonio Noriega. Lehder dijo que se reunió dos veces con Castro entre 1981 y 1983.

Lehder, uno de los nueve miembros de la dirección inicial del cartel de Medellín, cumple condena perpetua en Estados Unidos por tráfico de cocaína. Testificó a cambio de una revisión de su sentencia y de su traslado a una institución penal menos rígida. Consiguió también que su familia pueda vivir en Estados Unidos.El narco colombiano aseguró que el cartel estuvo transportando cocaína a través de Nicaragua bajo la "coordinación" del Gobierno cubano. Su "conexión" en Nicaragua, dijo, era Federico Vaughan, un ayudante del ministro del Interior del Gobierno sandinista, Tomás Borge.

Carlos Lehder aclaró, sin embargo, que no sabía si Vaughan estaba trabajando con Borge en este tema. Dijo que el máximo jefe del cartel, Pablo Escobar, hizo él mismo los arreglos oportunos en Nicaragua en 1984 para el transporte de las drogas, y aseguró que hubo vuelos con cocaína por ese país. No era sin embargo el Gobierno sandinista, sino el Gobierno cubano, el que dirigía este tráfico, precisó, añadiendo que "los nicaragüenses no movían un dedo a menos que los cubanos se lo dijeran". Según explicó, el coordinador de las operaciones en Nicaragua, de las que no dio detalles, era el cubano Manuel Piñeiros, Barba Roja, que fue jefe del espionaje en su país, y con quien dijo que se reunió en varias oportunidades en Nicaragua durante los siete meses que vivió en este país en 1984.

Lehder también aseguró que Fidel Castro medió en 1984 entre Noriega y el cartel de Medellín para resolver una disputa que surgió a raíz de la destrucción de un laboratorio de cocaína en la selva panameña, por cuya protección los narcotraficantes habían pagado a Noriega cinco millones de dólares. Según Lehder, Castro representó a Noriega en esas negociaciones, mientras el ex presidente colombiano Alfonso López Michelsen acudió en nombre del cartel. [López Michelsen afirmó ayer a un diario de Miami que las declaraciones de Lehder son "un montón de metiras".]

Lehder ofreció también abundantes detalles sobre sus tratos con Noriega entre 1982 y 1984 para el transporte de cocaína por Panamá. El dirigente panameño tuvo, según dijo, varios encuentros cara a cara con miembros de la plana mayor del cartel tanto en Panamá como en Medellín, y además les dio la bienvenida en mayo de 1984 cuando se trasladaron a Panamá huyendo de Colombia después del asesinato del ministro de Justicia Rodrigo Lara Bonilla.

De acuerdo con su testimonio, primero pagaron a Noriega mil dólares por kilo transportado. Luego acordaron darle 150.000 dólares por vuelo, suma que subió más tarde a 200.000 dólares. Pero el ex general acabó exigiendo participar como "inversor" en los negocios del cartel. Noriega, añadió Lehder, les proporcionó en 1983 las fotografías, nombres y direcciones de todos los agentes de narcóticos norteamericanos en Panamá.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 22 de noviembre de 1991