Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Waite aceptó llevar un microemisor a sus entrevistas con los secuestradores

Terry Waite, el emisario de la Iglesia de Inglaterra que mediaba en la liberación de rehenes occidentales en Líbano, aceptó acudir a una reunión con secuestradores provisto de un microemisor que le debía proporcionar Oliver North, el cerebro del Irangate. Waite, que se entrevistó una veintena de veces con North, propocionaba a la Administración de Ronald Reagan la informacion que conseguía recabar de sus entrevistas.La BBC ha aprovechado el retorno de Waite, sano y salvo, a Inglaterra para emitir un programa preparado desde hace largo tiempo con el que pretende arrojar alguna luz sobre los complejos vaivenes del mediador anglicano. La televisión británica indica que Waite fue utilizado por la Agencia Central de Inteligencia (CIA) norteamericana y por la Administarción de Reagan y deja en el aire si el emisario era consciente o no de que era utilizado. El ex embajador norteamericano Eugene Douglas revela que North ofreció a Waite llevar oculto en su pelo o en una Biblia un microemisor y que el británico aceptó la propuesta, formalmente para garantizarle que sería localizado en caso de secuestro. Según la BBC, North pretendía montar una operación de comando para liberar a todos los secuestrados, pero el plan terminó por ser desechado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 21 de noviembre de 1991