Trabajadores de cinco restaurantes chinos pescaban en la Casa de Campo

La Policía Municipal sorprendió en la noche del pasado miércoles a cinco chinos pescando en el lago de la Casa de Campo. Todos ellos, según comprobó la policía, son trabajadores de restaurantes de comida oriental, por lo que el Ayuntamiento de Madrid hizo ayer una batida por estos establecimientos para comprobar si las carpas se utilizaban para elaborar platos.Simón Viñals, concejal de Sanidad, aseguró ayer que en ninguno de los 23 restaurantes inspeccionados se han encontrado peces de la Casa de Campo. Los cinco establecimientos en los que trabajaban los pescadores fueron revisados especialmente, pero en ninguno se encontró carpa madrileña.

Los cinco furtivos fueron detenidos con todos sus aparejos de pesca. En una red sumergida en el lago encontraron 12 carpas vivas, que fueron puestas en libertad. Los tres pescadores han sido sancionados por pesca furtiva.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 26 de agosto de 1991.