Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Israel pone en libertad a 90 prisioneros palestinos de los territorios ocupados

El Ejército israelí puso en libertad ayer a 90 prisioneros palestinos originarios de los territorios ocupados con motivo del Aid al Adha, la fiesta musulmana que marca el final de la peregrinación anual a La Meca. Centenares de detenidos palestinos en las cárceles israelíes de Nafha y Ashkelon iniciaron una huelga de hambre indefinida en protesta por sus condiciones de detención.

Los prisioneros liberados ayer, detenidos en la cárcel de Ktziot, en el desierto de Néguev, llegaron a Gaza a bordo de dos autobuses. Poco antes, habían sido liberados nueve palestinos originarios de Cisjordania que se hallaban detenidos en la prisión de Meggido. Las autoridades israelíes anunciaron el miércoles pasado la liberación "en los próximos días", de 300 prisioneros de Cisjordania y de 100 de la franja de Gaza. Unos 15.000 palestinos se hallan actualmente detenidos en las prisiones israelíes, según fuentes penitenciarias.En la ciudad de Hebrón, al sur de la Cisjordania ocupada, un palestino de 18 años falleció por los disparos de una patrulla militar. Con ésta son 812 las personas que han caído bajo las balas de los colonos o los soldados israelíes desde el inicio de la Intifada, en diciembre de 1987.

Amenazas de EE UU

Por otra parte, varios ministros del Gobierno israelí, alarmados por las amenazas de la Administración estadounidense, prometieron ayer combatir cualquier intento de Washington de vincular la ayuda a los inmigrantes soviéticos con una interrupción de los asentamientos judíos en los territorios ocupados.Los comentarios de ayer se produjeron un día después de que el embajador israelí en Washington, Zalman Shoval, declarase que el Estado judío deberá elegir entre la ayuda a los inmigrantes y la voluntad de colonizar los territorios árabes ocupados.

Las declaraciones del embajador israelí se han interpretado en círculos gubernamentales de Tel Aviv como un intento de socavar la posición del primer ministro Isaac Shamir, que sostiene que no debe haber vinculación alguna entre las dos cuestiones citadas.

El presidente norteamericano, que rechaza la política Israelí de nuevos asentamientos, dijo recientemente a varios líderes judíos que no podría satisfacer la petición de Israel de garantías crediticias si continuaba la colonización. El Gobierno israelí se dispone a solicitar al Congreso de EE UU el próximo mes de septiembre una importante ayuda económica para la integración de centenares de miles de inmigrantes soviéticos. La necesidad de la ayuda norteamericana puede colocar a Shamir en una difícil situación ya que él personalmente se halla comprometido con la política de nuevos asentamientos en Gaza y Cisjordania.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 24 de junio de 1991

Más información

  • Otro joven árabe, muerto en Cisjordania por una patrulla militar