Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El cineasta argentino Fernando Solanas, herido en un atentado en Buenos Aires

El director de cine argentino Fernando Pino Solanas, de 55 años, autor de películas como La hora de los hornos, El exilio de Gardel y Sur, resultó herido en las piernas de cuatro balazos, en una calle de Buenos Aires, en la noche del miércoles (madrugada de ayer en España). Solanas, acusado de presuntas injurias contra el presidente Carlos Menem, había declarado la víspera ante los tribunales. Menem condenó el atentado.

Solanas fue alcanzado por cuatro de los seis disparos que le dirigieron dos individuos no identificados. Uno de ellos llevaba una nariz de payaso para disimular su identidad. Solanas, que tiene 35 años de militancia peronísta y es uno de los grandes directores de cine argentinos, recibió la propuesta de dirigir la cinematografía del país cuando Menem llegó al poder, en julio de 1989, pero rechazó el cargo. Posteriormente, realizó declaraciones muy fuertes de condena contra Menem y su Gobierno, acusándoles de corrupción y traición al pueblo. Estas declaraciones, ratificadas varias veces, le llevaron a los tribunales, acusado de injurias al presidente. Según Solanas, "Menem es una persona muy inculta. El mayor valor que tenía lo perdió cuando se acercaron las elecciones y empezó con sus traiciones". Se ratificó Solanas en sus declaraciones y, en vísperas de su comparecencia ante la justicia, dijo al diario Página 12.- "A esta altura de mi vida no estoy dispuesto a callarme estas cosas. Me preocupa que estemos ante un Gobierno que ha perdido todo viso de ética, de legitimidad".El pasado martes, Fernado Solanas se ratificó ante el juez en sus declaraciones. Día y medio más tarde dispararon contra él. Tras condenar el atentado, Menem envió a su médico para interesarse por el estado de salud de Solanas, internado en una clínica de Buenos Aires. Momentos antes de ser conducido en la ambulancia Solanas gritó a los periodistas: "La Argentina no está de rodillas y yo no me voy a callar. Continuaré defendiendo las instituciones Fernando Solanas. democráticas contra quienes pretenden silenciarme". Según Solanas, los atacantes le gritaron al disparar: "Hijo de puta, cállate".

La presidenta de las Madres de la Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, denunció que había sido amenazada dos horas antes del atentado contra Solanas con esta frase: "A vos no va a ser en las patas, sino en la cabeza que te vamos a pegar los tiros". Contra Bonafini está abierta también una querella por presuntas injurias contra el presidente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 24 de mayo de 1991

Más información

  • El director había sido acusado de presuntas injurias contra Menem