El Club de Roma propone la creación del Consejo de Seguridad Mediambiental

El presidente del Club de Roma, Ricardo Diez Hochleitner, anunció ayer en Madrid que este organismo, creado en 1968, propondrá durante la Conferencia Mundial sobre Medio Ambiente y Desarrollo, que se celebrará en 1992 en Río de Janeiro (Brasil), la creación de un Consejo de Seguridad Medioambiental con amplios poderes dentro de la ONU.

Diez Hochleitner, que participó ayer en una mesa redonda con el tema Planeta y Hombre: un futuro inseparable, organizada por el Club de Debate de la Universidad Complutense de Madrid, señaló que en la ONU existe un gran interés por la creación del Consejo de Seguridad Medioambiental (CESMA), un organismo con poder decisorio que propondría actuaciones sobre los problemas del medio ambiente que afectan al planeta, aunque precisó que existen reticencias de tipo económico."Sin embargo, confiamos en que la idea, que es buena y ha sido bien acogida, acabe abriéndose camino", dijo Díez Hochleitner.

El director general de la Unesco, Federico Mayor Zaragoza, que también participó en el debate, se mostró partidario de la configuración de una autoridad mundial dentro de la ONU que "establezca pautas de vigilancia y de cumplimiento" sobre la situación global de la Tierra. Mayor Zaragoza se lamentó de que aún no existan cascos verdes que vigilen el deterioro general del planeta, aunque "la ONU se está tomando en serio la necesidad de constituir este tipo de contingentes". El director general de la Unesco aseguró también que en la conferencia sobre Medio Ambiente y Desarrollo de Río de Janeiro se van a tomar medidas para preservar el medio ambiente a largo plazo, "algunas de ellas impopulares", precisó.

Deberes de la humanidad

El Club de Roma estudiará próximamente una propuesta de declaración universal de los deberes humanos.

"Esta declaración recogerá básicamente los deberes de la humanidad para con la biosfera y las futuras generaciones, y se planteará a la ONU para su discusión", dijo Díez Hochleitner.

El presidente del Club de Roma añadió que en el seno de este organismo se debate la necesidad de relanzar la energía nuclear como alternativa a los combustibles fósiles, "porque las otras energías alternativas no serán rentables a medio plazo, y las emisiones de CO2 a la atmósfera son aún más peligrosas para el planeta".

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 07 de mayo de 1991.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50