Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los últimos días de Walter Benjamin, llevados al cine

Manuel Cussó da los últimos toques a su película sobre la vida y la obra del filósofo alemán Walter Benjamín. El rodaje de exteriores del filme, que se titula La última frontera y se centra en los días previos a la muerte de Benjamín acosado por la Gestapo, concluyó recientemente en Portbou y Barcelona. El actor catalán Quim Lecina interpreta a Benjamin en su último viaje, hilo conductor del filme que introduce en la vida y pensamiento del filósofo.

La película, de producción española, subvencionada por el Ministerio de Cultura y con un presupuesto de 90 millones de pesetas, se estrenará en París en junio de 1992 con motivo del 1001 aniversario del nacimiento de Walter Benjamin (Berlín 1892-Portbou 1940).El 25 de septiembre de 1940, Walter Benjamin atravesaba dificultosamente las montañas que separan la frontera franco-española bajo la amenaza de la policía nazi. En la huida le acompañaba la guía Lisa Fittko, además de una madre alemana con su hijo. Fue su último viaje, que acabaría en un hotel de Portbou donde perdió la vida en misteriosas circunstancias.

Hoy, 50 años más tarde, el director Manuel Cussó ha vuelto sobre los pasos de Benjamin y recorre con su cámara las escarpadas montañas que separan Banyuls de Portbou para llevar a la pantalla La última frontera. La reproducción del viaje sirve al director de hilo argumental que, a través de escenas retrospectivas, da pie a la introducción de fragmentos de la vida del filósofo y secuencias documentales. Manel Cussó asegura que no se trata de una biografía, sino de "un retrato interiorizado sobre y de Walter Benjamin".

Quim Leciria, actor vinculado al Teatre Llitire de Barcelona, es Walter Benjamin, mientras la actriz polaca Bozena Lasota encarna a la guía Lisa Fittko. Los companeros en la huida hacia la frontera, una madre alemana y su hijo, son interpretados por Rosa Ralch y Marcel Muntaer. Francesca Neri -protagonista de Las edades de Lulú- da vida a Asia Lasis, mujer con la que Benjamin tuvo una relación amorosa en el Capri de los años veinte.

A juicio de Cussó, que realiza su segundo largometraje (el primero fue Entreacte), es precisamente ese relato fragmentarlo e intimista lo que hace de La última frontera "una película difícil".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 7 de mayo de 1991