Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Reestreno neoyorquino

Dos salas cinematográficas de Nueva York, la Film Forum y la Bligraph, proyectarán a partir de hoy, fecha que se considera la de su nacimiento, Ciudadano Kane, la obra maestra de Orson Welles, que fue proyectada por vez primera en el Palace Theater de Broadway.El día del estreno de Ciudadano Kane, Orson Welles tenía tan sólo 26 años de edad y la película dirigida por él contenía ya todo el vigor que caracterizó los trabajos de madurez del entonces inédito y jovencisimo cineasta, trabajos que le convirtieron en uno de los más grandes creadores de cine de la historia.

La proyección de Ciudadano Kane en las dos salas neoyorquinas antes aludidas se llevará a cabo con dos copias nuevas y minuciosamente cuidadas de la película. Con estas copias se pretenden mostrar al público todas las sutilezas y la grandeza de la película, que curiosamente muchos aficionados al cine, sobre todo los más jóvenes, han visto una y otra vez, pero nunca en su forma de proyección adecuada y genuina, es decir, siempre a través de las periódicas emisiones del filme que llevan a cabo las cadenas de la televisión estadounidense.

MÁS INFORMACIÓN

Blanco y negro

Ciudadano Kane continua considerándose en Estados Unidos una película plenamente vigente, a pesar de que cerrara la gran era del blanco y negro, iniciada con El nacimiento de una nación, de D. W. Griffith. Desde Ciudadano Kane, cualquier intento de hacer cine en blanco y negro es un homenaje a aquella época, de la que Griffith y el propio Welles fueron nombres fundamentales. Manhattan de Woody Allen, Toro -Salvaje de Martin Scorsese, 8 y medio de Federico Fellini, son algunos de los muchos homenajes a aquel cine.

La obra de Welles, que compartió por Ciudadano Kane un óscar al mejor guión con Herman J. MankiewicZ, continúa teniendo un discurso actual. La lucha por el poder y la ambición encarnada por el editor Charles Foster Kane -contrafigura de WiIliam Randolph Hearst- son atribuibles a otros muchos personajes actuales.

En su momento, Ciudadano Kane sorprendió y desconcertó al público norteamericano y a la propia industria de Hollywood, que veía perpleja y sin entender por qué ocurría la ascención de Orson Weiles, fallecido hace seis años, en 1985. Cada uno de los fotogramas de la película muestran la fuerza y la arrogancia de su creador, así como su impaciencia por hacer algo distinto, inédito, diferente a todo lo que hasta entonces se había hecho en Hollywood. Este reestreno neoyorquino de la legendaria Ciudadano Kane está patrocinado por dos compañías de producción cinematográfica: la Paramount Pictures y la Turner Entertainment Company.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 1 de mayo de 1991