Mendoza y Moix, entre los más vendidos del Día del Libro

El buen tiempo se alió ayer con la festividad de Sant Jordi y, al reclamo del libro y de la rosa, convocó una multitud en el centro de Barcelona. En castellano, Sin noticias de Gurb, de Eduardo Mendoza; El laberinto griego, de Manuel Vázquez Montalbán, y Garras de astracán, de Terenci Moix, se colocaron como superventas. John Le Carré, con El peregrino secreto, fue el autor extranjero más solicitado, mientras que en catalán triunfaron las biografías de Josep Pla y Mercè Rodoreda y la novela del eurodiputado Xavier Rubert de Ventós, El cortesà i el seu fantasma.

En total se montaron en Barcelona unos 350 puestos de libros, de las que 55 estaban en las populares Ramblas, que registraron un lleno digno de partido de fútbol de la máxima audiencia durante todo el día.

El premio a la originalidad de las casetas de libros se lo merecía la montada por Editorial Makoki, que imitaba un paso de Semana Santa en el que Makoki llevaba una cruz a cuestas. En la misma Rambla, en el teatro Poliorama, Josep Pla "de quien se cumplía ayer el décimo aniversario de su muerte" se erigió en protagonista de varios actos unidos bajo el título Pla per plaer. Tirant lo Blanc, novela de la que se ha cumplido recientemente el 500 aniversario, también tuvo un lugar destacado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 23 de abril de 1991.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterPerfiles Profesionales 2022

Lo más visto en...

Top 50