Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fallece el cineasta David Lean, cuyos filmes obtuvieron 27 'oscars'

El director británico deja huella en el cine contemporáneo

David Lean (Croyton, 1908), director de filmes como Lawrence de Arabia y Doctor Zhivago, murió ayer en Londres a los 83 años. A lo largo de su carrera, sus cintas fueron recompensadas en 27 ocasiones con un oscar, y en más de una ocasión, con la del mejor director o mejor película. Hace pocos meses, Serge Silbermann, productor de la adaptación de la novela de Conrad Nostromo (que se iba a rodar en Almería), anunció que abandonaba la idea dado el estado de salud de Lean. Era una clara señal de alarma.

David Lean debutó como director gracias a la ayuda de Noel Coward, con quien codirigió el documental Sangre, sudor y lágrimas (1942). Su primer gran éxito fue Breve encuentro (1945), en la que probó una gran inventiva en el uso del montaje. Sus versiones de Dickens -Oliver Twist (1948) y Cadenas rotas (1946)- fueron grandes éxitos y resucitaron a la industria británica.En Locuras de verano (1955) contó con una maravillosa Katherine Hepburri para contar la historia de una solterona americana. El puente sobre el rio Kwai (1957), con su retahila de oscars, cambió la dirección de la carrera de Lean que, a partir de este momento, sólo trabajó en grandes producciones de prestigio. Su biografia de Lawrence de Arabia (1962) fue un segundo paso, pero de gigante, en esta línea. Sin embargo, el personaje pareció demasiado complejo a Hollywood, que impuso una serie de cortes. En 1988 Lean pudo restaurar la película.

Lawrence de Arabia convirtió en estrellas internacionales a Peter O'Toole y Omar Shariff, que encontró su confirmación como tal en la siguiente obra de Lean. Los 7 oscars de Lawrence de Arabia no enganaron a nadie: en Doctor Zhivago (1965) las reglas y exigencias del gran espectáculo hicieron que la obra de Pasternak aparecíese bastante adulterada. David Lean reincidió de nuevo y quiso que La hija de Ryan (1970) repitiese éxitos y recaudaciones pero los tiempos habían cambiado y de pronto el cine de Lean fue calificado de "académico". Tras un silencio de 15 años, Lean rodó Pasaje a la India (1985). Adaptando a E. M. Forster el cineasta resucitó todas las caracteríticas de su estilo. Ahora ya nadie hablóde "academicismo" sino que hubo unanimidad respecto a la "maestría del veterano".

Para directores como Ford Coppola o Bertolucci, Lean es un punto de referencia obligado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 17 de abril de 1991