_
_
_
_

Heseltine anuncia la supresión del controvertido 'poll-tax' británico

Michael Heseltine, ministro de Medio Ambiente británico, dio ayer la puintilla al poll-tax al anunciar que lo sustituirá cuanto antes por un nuevo impuesto basado en el valor de la propiedad y en el número de adultos que la ocupan. La propuesta fue acogida con gritos de satisfecha sorna por la oposición, que luego criticó al ministro por no haberlo liquidado ayer mismo y anunció la presentación de una moción de censura la próxima semana.

El poll-tax pasa a ocupar un lugar de honor en el panteón de los grandes errores políticos al ser sustituido por un tributo que carga la propiedad en función del valor de la vivienda y del número de ocupantes adultos frente a un poll-tax aplicado por igual a todos los individuos.El nuevo impuesto mantendrá vestigios del principio motor del poll-tax, según el cual todo el que se beneficia de un servicio ha de pagar por él. La exacta cuantificación de esos vestigios (aplicables sólo a quienes puedan pagar) del valor tasable de la propiedad y demás detalles están aún por perfilar.

Heseltine recordó que el impuesto ha de permitir al ciudadano vincular coste con administración (lo que buscaba el poll-tax de forma agresiva), estar relacionado con la capacidad de pago (principio puesto en cuarentena por el poll-tax) y ser fácilmente cobrable (lo que se había tornado en una pesadilla con el poll-tax, que en algunas partes del país apenas está -pagando poco mas de la mitad de la. población).

Para hacer viable el futuro impuesto, Heseltine ha pensado sustraer de la Administración local la financiación de la educación, pero ayer sólo trascendió la transferencia al centro de la educación secundaria y de formación profesional de jóvenes entre 16 y 19 años, que supondrá un ahorro de 2.000 millones de libras a los ayuntamientos, lejos de traducirse en la reducción lineal de 140 libras anunciada el martes en el presupuesto. Esa rebaja lo es sólo por este año y será financiada con un incremento de 2,5% en el IVA, que en años sucesivos seguirá en su nueva cota del 17,5%, pero dejará de estar relacionado con el poll-tax.

El nuevo impuesto tardará al menos dos años en entrar en vigor.

Conocer lo que pasa fuera, es entender lo que pasará dentro, no te pierdas nada.
SIGUE LEYENDO

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_