Retirado un bando en Cercedilla que permitía cazar perros vagabundos

El alcalde de Cercedilla, Enrique Espinosa, retiró ayer un bando que permitía batidas para la caza de perros vagabundos en su municipio. El edicto, promulgado hace tres días, contaba con la autorización de la Agencia de Medio Ambiente (AMA) de la Comunidad. Nicolás Piñeiro, diputado autonómico del Partido Regional Independiente Madrileño (PRIM) y promotor de la Ley de Protección de los Animales Domésticos, considera que la caza de estos perros "como alimañas" vulnera la citada ley, por lo que ha solicitado la comparecencia del director de la AMA, Luis Maestre, ante la Asamblea.Espinosa aseguró ayer que contó desde el principio con el permiso de la AMA, concretado en un escrito oficial el 14 de febrero.

El alcalde añadió que, pese a que no se ha organizado ninguna batida, "hay que buscar soluciones porque los perros han atacado a cazadores y ganaderos". El ganadero Alejandro Herranz aseguró haber perdido cuatro vacas y siete terneros por la acción de los canes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 27 de febrero de 1991.

Se adhiere a los criterios de