Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Arafat pide dramáticamente que se evite la ofensiva terrestre multinacional

EL presidente de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), Yasir Arafat, lanzó ayer desde Ammán un dramático llamamiento para impedir la ofensiva terrestre, en la que los dos bandos emplearán, según sus informaciones -acaba de llegar de Bagdad-, armas no convencionales y se producirá "una catástrofe".Arafal repitió tres veces la palabra "catástrofe" en un tono trágico para definir lo que serán las consecuencias de la continuación de la guerra en el Golfo. El líder palestino aseguró que posee información que indica que "los norteamericanos y los británicos están preparando a sus tropas para el uso de armas no convencionales".

Añadió que el presidente francés, François Mitterrand, le había garantizado que él no compartiría esa responsabilidad y que nunca participaría en un ataque con armas químicas, atóinicas o bacteriológicas. Sin embargo, el presidente Sadam Husein, con quien Arafat se reunió durante los dos últimos en Bagdad, sí responderá con ese tipo de arrias. "Estamos seguros", dijo el presidente de la OLP, "de que el uso de armas no convencionales por parte de los aliados no quedará sin respuesta del otro hando".

Yasir Arafat manifestó en una cenferencia de prensa celebrada en la capital jordana que la batalla terrestre será muy larga y el número de bajas muy grande", e hizo un llamamiento a los Gobiernos europeos y especialmente al presidente George- Bus para que eviten una catástrofe, para que eviten la destrucción y el baño de sangre" en Oriente Próximo.

Recomendó a Bush que, al menos, estudie detenidamente la propuesta de paz presentada el viernes por Sadam Husein y reconsidere su rechazo inicial. "Sadam Husein está preparado para la retirada de Kuwait", aseguró Arafat, "pero para ello hay que crear un contexto de solución conjunta de los problemas de la región

Sadam, dispuesto a todo

El máximo dirigente palestino ariunció que, de lo contrario, si su iniciativa no es escuchada, el presidente iraquí está dispuesto a pelear con todas las consecuencias. "Tiene completa confianza en sus fuerzas y, al conocer el rechazo a su plan, me dijo: los estamos esperando", declaró Yasir Arafat, quien confesó que le había sorprendido el rápido rechazo no rte, americano a la oferta de Sadam, "Al menos que Bush la es,tudie, que la analice de nuevo cuidadosamente con sus aliados y con sus asesores", insistió el líder palestino.

"Será mejor para Bush", añadió, "que no intente convertirse en héroe de la guerra sino en héroe de la paz". Opinó que existe una posibilidad de solución pacífica del conflicto sobre la base de "la aceptación de todas las resoluciones del Consejo de Seguridad y de la Asamblea General de la ONU". Afirmó que el Gobierno de Israel ya está participando directamente en el conflicto y ofreció el dato de que algunos de los misiles crucero disparados por Estados Unidos contra Irak fueron lanzados desde el Neguev, en territorio israelí.

Asimismo, Arafat garantizó que aviones israelíes están utílizando bases norteamericanas para participar en incursiones sobre Irak.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 17 de febrero de 1991