SANIDAD

30 muertos y miles de enfermos de cólera en Perú

La epidemia de cólera que azota a Perú ha causado, hasta ayer cerca de 3.700 casos y 30 muertes, según informó el Ministerio de Salud en un comunicado ofilcial. Los 3.662 casos de cólera reconocidos oficialmente suponen cuatro veces más de la cifra anterior de 892. La mitad de los casos oficiales se registraron el pasado jueves, según fuentes del ministerio.El Ministerio de Salud prevé una rápida expansión de la epidemia, que en los próximos tres o cuatro meses producirá de 190.000 a 280.000 casos de cólera, según el ministro Carlos Vidal Layseca, quien solicitó ayuda urgente a la comunidad internacional. Las autoridades creen que el cólera ha sido esparcido por las corrientes marinas y han solicitado a la población que se abstenga de ingerir pescado crudo, muy popular en Perú, y que se eviten las playas en las próximas semanas, aparte de otras medidas sanitarias preventivas.

La epidemia afecta a una amplia zona del litoral peruano, desde Chincha, 200 kilómetros al sur de Lima, a Piura, 1.000 kilómetros al norte de esta capital, pero también se detectaron casos en lugares de la sierra andina y hay sospechas en otras zonas del país.

Alerta en Brasil

Las autoridades sanitarias se han movilizado urgentemente para combatir una epidemia que "no se logrará controlar por los menos en dos o tres meses", según declaró el primer ministro, Juan Carlos Hurtado Miller. La Organización Panamericana de la Salud ha decidido enviar 100.000 dosis para la rehidratación de los enfermos.Los puestos sanitarios en los aeropuertos de Sao Paulo y Río de Janeiro, en Brasil, país con una extensa frontera con Perú, fueron declarados en estado de alerta según fuentes sanitarias. Aerolíneas Argentinas dispuso suspender el aprovisionamiento de comidas en Lima y aumentar el abastecimiento de agua mineral. En el puerto mexicano de Tampico los tripulantes de los barcos procedentes de Perú son sometidos a inspección médica.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0008, 08 de febrero de 1991.