Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Plan Nacional de I + D reduce a 15 el número de programas

Durante los próximos cuatro años (de 1992 a 1995) el Plan Nacional de Investigación Científica y Desarrollo Tecnológico contará con sólo 15 programas, frente a los 25 que tenía en su primera edición, que finaliza este año. Las directrices de esta revisión del plan fueron aprobadas el pasado martes por la Comisión Interministerial de Ciencia y Tecnología, y presentadas ayer por el ministro de Educación y Ciencia, Javier Solana.El Fondo Nacional de Investigación contará en 1991 con, 22.500 millones de pesetas, cifra inferior a la de 1990 (24.200 millones), con una estimación futura de 25.000 millones en 1992 y 29.000 millones en 1993. Con la incorporación creciente de fondos comunitarios, el gasto en I + D en 1990 se ha estimado en el 0,9% del Producto Interior Bruto (PIB). El objetivo del plan era superar la barrera del 1% del PIB.

La creación de proyectos integrados, que coordinan distintos organismos o empresas, o comprenden varias áreas tecnológicas, fue resaltada por Solana como novedad en esta segunda edición del plan. Tras una experiencia piloto del Instituto de Astrofísica de Canarias están en preparación un proyecto para la construcción de microsatélites, que coordinará el Instituto Nacional de Técnica Aerospacial (INTA), y otro de banda ancha, coordinado por la Dirección General de Telecomunicaciones.

La financiación del plan se hará a partir de ahora por un mecanismo deslizante, lo que quiere decir que se asignarán fondos cada dos años, tras la evaluación del periodo anterior.

Solana mostró su satisfacción por la marcha del plan y de la investigación en España. Señaló que el número investigadores ha aumentado hasta una tasa de 2/ 1000 unidades de población activa (en la CE esta tasa es del 3/ 1000) y que el crecimiento de la producción científica respecto al total mundial (del 0,8% en 1982 al 1,5% en 1989) es superior al experimentado por otros países como Alemania (del 6,3% al 6,7%) y Estados Unidos (del 36,6% al 35,2%), aunque estos parten de un porcentaje muy superior.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 31 de enero de 1991