Nuevos descubrimientos sobre la 'hormona de la satisfacción' , que actúa en las relaciones sexuales

Investigaciones recientes sobre la hormona oxytocin han puesto de manifiesto que esta sustancia actúa como un afrodisiaco natural, bajo cuyo efecto los machos buscan más ardientemente a las hembras y éstas son más apasionadas. Esta hormona, también llamada hormona de la satisfacción, estimula la sensación de excitación sexual y clímax, y después de la copulación produce una satisfactoria sensación de relax. La Academia de Ciencias de Nueva York celebrará en primavera la primera conferencia sobre los efectos en el comportamiento humano.

Los científicos no saben aún exactamente hasta qué punto todas sus investigaciones pueden ser aplicadas a las personas, pero están seguros de que la hormona oxytocin está directamente relacionada con la sexualidad y la felicidad humanas, aunque la mayor parte de ellos consideran que su funcionamiento es demasiado complejo para esperar una aplicación inmediata como tratamiento, por ejemplo, contra el aburrimiento marital. Sin embargo, se está experimentando ya en Europa una forma de suministro de esta hormona mediante un aerosol para tratar impotencias graves de origen psíquico o físico, y los primeros resultados obtenidos son prometedores.El oxytocin es un potente péptido segregado por la pequeña glándula pituitaria, del tamaño de un guisante, situada en la base del cerebro. Desde hace tiempo se conoce por su papel en la estimulación muscular durante el parto; incluso se suministra pitocin, un compuesto sintético de esta hormona, al 40% de las mujeres que dan a luz en los hospitales estadounidenses, y luego para estimular la lactancia. Sin embargo se ha apreciado una cantidad significativa de esta hormona también en los machos, y se ha descubierto un péptido muy parecido en animales ovíparos, como peces, que no la necesitan para el parto.

Clímax

Aunque son todavía escasas las investigaciones sobre el papel de la oxytocin en la sexualidad humana, los resultados obtenidos son espectaculares. En dos experimentos distintos, los científicos han comprobado que en el momento previo al orgasmo y durante la eyaculación misma los niveles de oxytocin en la sangre son de tres a cinco veces más altos de lo normal. "Es prácticamente la única sustancia en cuyo nivel en la sangre advertimos cambios durante el orgasmo, y la variación es muy alta", ha explicado Frank Moore, de la Universidad del Estado de Oregón (Estados Unidos).No se sabe cómo actúa el oxytocin durante el clímax ni se ha medido en momentos equivalentes en las mujeres, pero los científicos consideran que es crucial en la intensa sensación de placer asociado con el aumento de la tensión sexual.

"Es la hormona de la satisfiacción, que interviene en las sensaciones positivas de los animales en todo tipo de relaciones", explica Jack D. Caldwell, del Departamento de Psiquiatría de la Universidad de Carolina del Norte (Estados Unidos).

Actúa en el cerebro

En estudios realizados en ratas, conejos, ratones, ovejas y en otros animales se ha descubierto que la hormona actúa en muchas regiones del cerebro que intervienen en el comportamiento sexual y afectivo. Al parecer, cuando el cuerpo está preparado para la reproducción, mediante hormonas como estrógenos y testosterona, la oxytocin es la señal para que el individuo actúe y busque pareja. En una reciente investigación de la Universidad Rockefeller de Nueva York se descubrió que los ratones hembra a los que se suministra una dosis extra de oxytocin durante la ovulación se muestran entre un 60% y un 80% más activos en la búsqueda de machos que las hembras que no la recibieron.Bajo determinadas circunstancias, esta hormona refuerza la relación entre padres e hijos. Las ratas madre tratadas con oxytocin cuidan y alimentan a sus crías más a menudo que aquellas a las que no se ha suministrado, y los padres demuestran mayor celo en el cuidado de los recién nacidos.

Los científicos han analizado los receptores cerebrales del oxytocin en los que se acopla la hormona para estimular la actuación del cerebro, y al estudiar su distribución han descubierto que su Impacto es muy amplio. Han localizado receptores en zonas cerebrales asociadas Con el olfato, la vista, el sistema endocrino y el control de la ovulación. Un sector particularmente rico en estos receptores es el llamado núcleo ventral medio,."un área ya conocida por su relación en el comportamiento sexual y reproductor", afirma Thomas Insel, especialista en neurología del Instituto Nacional de Salud Mental de Estados Unidos.

En experimentos con machos de monos y ratas se ha observado que la inyección de oxytocin provoca la erección y búsqueda de pareja. En algunas circunstancias una dosis de la hormona hace que el animal se aparte de la hembra. Los científicos consideran que esto se debe, más que a un rechazo al sexo, a que la dosis de oxytocin hace que se sientan ya satisfechos. De hecho se han localizado receptores de la hormona en la región cerebral asociada con la sensación de saciedad posterior al clímax.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción