Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Woody Allen consolida a Mia Farrow como la musa de su vida en la película 'Alice'

El director ha sido aclamado, una vez más, por su último trabajo

El cineasta norteamericano Woody Allen ha recibido un rosario de elogios tras el estreno en EE UU de su última película, Alice, protagonizada estelarmente por su musa, Mía Farrow. El estreno de la cinta, la vigésima de Allen, ha coincidido con la presentación de películas mucho más taquilleras, como El Padrino III, La hoguera de las vanidades o La Casa Rusia, que a pesar de haberse visto rodeadas por una tremenda publicidad no han recibido la aprobación de los críticos. La última película de Allen combina la comedia y el drama, y en ella la mujer tiene un papel primordial.

Alice es la historia de una rica neoyorquina del Upper East Side cansada de todo y todos y que está interpretada por Farrow. Un tremendo dolor de espalda y un aburrimiento crónico marca cotidianamente su existencia. La aparición en escena de unas hierbas mágicas que alivian su dolor y permiten su invisibilidad cambiará su vida.La película, como otros filmes anteriores de Allen, explora temas concernientes a la familia, el amor, el adulterio. Allen mezcla la comedia con el drama, estilos en los que ha trabajado durante años. Alice es un tapiz que entrelaza sus estilos y que otorga a la mujer un papel primordial. La película está rodada en color.

Las hierbas mágicas que transforman la vida de Alice son el elemento que permite a Allen desarrollar esta neurótica comedia que, en cierto sentido, es similar a La rosa púrpura de El Cairo o a Zelig. The New York Times y la revista Time han coincidido en calificar la película como "maravillosa".

Como en otras ocasiones anteriores, la película de Allen está producida por Jack Rollins y Charles H. Josse para la Orion Pictures. El director de fotografía es Carlo de Palma y el rodaje se inició en Nueva York el 6 de noviembre de 1989. En esta ocasión, Allen filmó en Queens, Chinatown y en el zoológico de Central Park.

El reparto de Alice está dominado por la presencia del actor William Hurt, que interpreta el papel de Doug, el esposo de Alice; Joe Mantegna, un amante de Alice; Alec Baldwin, uno de los nombres de moda del cine norteamericano, y la actriz Cybill Shepherd.

La película, que no figura en la lista de las cintas más taquilleras de la Navidad, relación que encabeza El Padrino III, refleja con claridad la fuerza cinematográfica del binomio Allen-Farrow.

Una actriz

Alice, cuyo guión pertenece al propio Allen, está pensada para mostrar al espectador la habilidad interpretativa de esta actriz, que pasó a la historia del cine con La semilla del diablo (1971). Allen y Farrow, que forman una familia feliz compuesta por nueve hijos -de los que cuatro son de Mia Farrow en anteriores uniones, otros cuatro adoptados y el último es hijo de Allen-, son un tándem cinematográfico fuertemente unido y similar al formado por Blake Edwards y Julie Andrews o Robert Redford y Sydney Pollack.La relación profesional y personal de Allen y Farrow, que se ha desarrollado a lo largo de 11 películas, se inició en 1985, poco después de que el cineasta fuera abandonado por Diane Keaton y decidiera que su actual companera se convirtiera en pieza central de sus comedias y la mujer que, según las declaraciones del propio Allen, "lleva el tractor y sabe cómo arreglar el televisor".

La colaboración profesional entre ambos comenzó con La comedia sexual de una noche de verano y continuó con otros celebrados títulos como Zelig, La rosa púrpura de El Cairo, Broadway Danny Rose, Hannah y sus hermanas, Septiembre, Días de radio y la más reciente Delitos y faltas.

La doble inclinación de Allen como director y actor de sus propios filmes, desde sus primeros trabajos dedicados a la comedia en que mantuvo y afirmó un estilo que lo hizo conocido y admirado en todo el mundo, hasta los dramas psicológicos, en los que según algunos sectores de la crítica no consiguió alcanzar la misma altura, puede haber encontrado un equilibrio en este filme.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 6 de enero de 1991