Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bush, recibido en Caracas con una algarada estudiantil de protesta

El presidente norteamericano, George Bush, fue recibido anoche en la capital venezolana, última etapa de su gira de una semana por cinco países latinoamericanos destinada a apoyar los regímenes democráticos en el hemisferio, con una protesta en el campus universitario que terminó con 14 heridos y 40 detenciones.

ENVIADO ESPECIAL, La llegada de Bush provocó las iras de los estudiantes de la capital venezolana, así como la de escolares de ciudades con tan notable remembranza española como Valencia y Mérida. En esta última, los disturbios tuvieron una singular violencia.Bush completa en Venezuela la gira para explicar a los líderes suramericanos su proyecto de Iniciativa de las Américas, que pretende el establecimiento de una zona de libre cambio entre Alaska y Tierra del Fuego.

Su visita a Caracas, donde a su llegada fue recibido por el presidente venezolano, Carlos Andrés Pérez, uno de los políticos latinoamericanos más respetados por Bush y con más fuerza en la Casa Blanca, tiene un calendario muy concreto: la situación energética en el mundo como consecuencia de la crisis del Golfo y la liberación del comercio interamericano.

El clima de amistad que reina entre los dos presidentes no se reflejó en la calle, donde, concretamente en el recinto universitario de Caracas, se registraron duros enfrentamientos.

Sin embargo, los incidentes del de la madrugada de ayer río se pueden comparar a la protesta popular que se produjo durante la visita a Venezuela del entonces vicepresidente Richard Nixon en 1958, en la que se registraron varios muertos.

Dispositivo de seguridad

Más de 10.000 soldados y policías fueron movilizados por el Gobierno de Carlos Andrés Pérez para velar por la seguridad del presidente Bush durante sus 22 horas de estancia en Caracas.El dispositivo de seguridad montado se parece mucho, según los periodistas locales, al establecido durante la última visita de Juan Pablo II a Venezuela.

Bush no ha ocultado en el pasado su admiración y gratitud por la postura adoptada por Pérez en el tema energético tras la invasión iraquí de Kuwait, el pasado mes de agosto.

CAP, como cariñosamente se conoce al presidente venezolano a nivel popular, atendió inmediatamente una petición de Bush trasladada a Caracas por el vícepresidente Dan Quayle para que Venezuela incrementara su producción diaria de crudo de 2 a 2,5 millones de barriles.

Funcionarios venezolanos han manifestado que en las conversaciones los dos presidentes discutirán, entre otras cosas, una sugerencia de Pérez para que Venezuela cree una reserva estratégica de petróleo para hacer frente a las emergencias de los países occidentales.

Antes de salir de Santiago de Chile con destino a Caracas, el portavoz presidencial, Marlin Fitzwater, facilitó un comunicado en el que Bush criticaba la actitud adoptada en las conversaciones del GATT por la Comunidad Europea, Japón y Corea en el tema de los subsidios a la agricultura, "a pesar de la actitud constructiva de dichos países en vías de desarrollo, especialmente nuestros amigos de América Latina".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 8 de diciembre de 1990