Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Kevin Costner debuta como director de cine con 'Danzas con los lobos'

El filme rescata los valores de los indios norteamencanos

Kevin Costner, que hasta el momento era considerado uno de los galanes más prometedores del cine norteamericano, acaba de estrenar su primera película como director. Dances with wolves (Danzas con los lobos), un filme de tres horas de duración, es un western épico en el que se aborda el enfrentamiento cultural entre los indios norteamericanos y los conquistadores de su territorio. El exterminio de una raza y la invasión de unas tierras que ahora permanecen desiertas son abordados por primera vez basándose en estudios antropológicos y etnográficos profundos sobre este conflicto.Dances with wolves (Danzas con los lobos) es el primer filme de Kevin Costner como director, ha sido estrenado esta semana en Estados Unidos y Canadá, con buena aceptación de la crítica y del público. Tiene 35 años y se ha hecho conocido especialmente por películas como Los Intocables, No hay, salida, Silverado y Los búfalos de Durham. Kevin Costner ha arriesgad o mucho con este primer experimento como realizador y actor principal del filme-, no sólo por su inexperiencia, sino por la forma en que ha abordado un tema que sigue siendo conilictivo en Estados Unidos.

Rodada en Dakota del Sur, en un bosque del Spearfish Canyon Road, Dances with wolves busca cierta autenticidad social y antropológica. Para ello, Costner se ha servido de una serie de estudios sobre las tríbus de la zona, y en la película figuran los indios sioux hablando su propio idioma, con subtítulos en inglés, para su versión nortemericana. Además de los sioux, también figuran en la película indios omahas, de Misuri, y onieras, de Canadá.

La ocupación del general Gecrge Custer de Little Big Horn en 1876 es una referencia que sitúa temporalmente el filme, pero otra quizá más cercana es la matanza de 146 sioux, hombres, mmujeres y niños, en Wounded Knee Creek en 1890. "Un episodio que todos conocen pero que nadie se atreve a llamar por su nombre: genocidio", ha comentado Costner en una entrevista reciente.

No se trata de un filme histórico, sino del encuentro de dos sociedades y de la búsqueda del sentido de la vida del protagonista, interpretado por el propio Costner. El actor y director hace el papel de John Dunbar, un teniente de Caballería adoptado por los siuox en vísperas del genocidio de las Grandes Llanuras, cuando el Gobierno estadounidense ordenó la extinción de las manadas de búfalos.

Duribar es considerado erróneamente un héroe tras un mal entendido intento de suicidio durante la guerra de Secesión, y recibe como recompensa el envío al puesto de su elección: la frontera. Hasta el encuentro con los sioux, Dumbar se convierte en una especie de náufrago solitario en un ruinoso fuerte abandonado, acompañado sólo por su caballo y un lobo -Dos Calcetines-, al que intenta domesticar poco a poco.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 1 de diciembre de 1990