Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Don Juan Carlos afirma que no visitó antes Chile por su régimen autoritario

El rey Juan Carlos reconoció ayer que él y la Reina soñaban desde hace tiempo con la visita a un Chile que llevan "en el corazón", pero, afirmó, "no pudimos realizarla antes por las circunstancias políticas que concurrían en vuestro país" en una clara alusión al régimen dictatorial del general Augusto Pinochet. "Vuestra decisiva contribución a la restauración de la democracia", prosiguió el Monarca dirigiéndose al presidente Patricio Aylwin, ha hecho posible este anhelado viaje.

Para no tener que oír estas palabras, Pinochet inició ayer, según la prensa, una visita a la lejana Primera División Militar, que le impedía asistir a la cena de gala en que fueron pronunciadas.La primera tarde chilena de los Reyes empezó con una reunión con el democristiano Aylwin, prosiguió con una visita a la municipalidad de Santiago y concluyó con una cena de gala en el célebre Palacio de la Moneda en el que, tanto el Monarca como su anfitrión pronunciaron por la noche (madrugada en España) discursos de una inusitada cordialidad.

"Por similares razones" a las que impidieron a don Juan Carlos desplazarse hasta ahora al país de la cordillera, "un gran presidente de Chile", recordó el Rey en su alocución, "evitó ir a España cuando tantos motivos tenía para querer conocerla". Se trataba del también democristiano Eduardo Frei que fue jefe de Estado de 1964 a 1970.

"Chile", constató don Juan Carlos, "era modelo de democracia cuando en España surgía un régimen autoritario y, al la inversa, la restauración de nuestras libertades se produjo cuando en Chile soplaban otros vientos políticos".

En su respuesta, Aylwin dio la razón a don Juan Carlos. "Nuestros Gobiernos, es cierto, no se entendieron por largo tiempo, pero España, estuvo siempre en nuestro corazón", recalcó antes de subrayar la "huella" que han dejado en Chile "la figura del Rey y de sus compatriotas, que hicieron posible y tan exitosa la transición de España".

Para "recuperar a marchas forzadas el tiempo perdido", como propuso don Juan Carlos, ambos países firmarán con motivo de la estancia de los Reyes un tratado de cooperación y amistad que prevé inversiones españolas y créditos para Chile por valor de 200.000 millones de pesetas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 18 de octubre de 1990

Más información

  • Pinochet se fue a visitar un destacamento militar para no oir al Rey