Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El índice de sida en los marginados de Madrid, similar al de Nueva York

Los resultados de un estudio realizado por el centro de salud del distrito Centro de Madrid alertan sobre la difusión del sida entre los jóvenes marginados (toxicómanos y prostitutas), y son comparables a los obtenidos en grupos de riesgo de la ciudad de Nueva York, según la pediatra Maite Pérez Álvarez. Los autores del trabajo matizan que "los resultados no son representativos de la situación sanitaria de los adolescentes en general".

El estudio se realizó con 725 adolescentes de Madrid que mantienen prácticas de riesgo para contraer el sida. El 38% de ellos era portador de anticuerpos frente al virus VIH (sida), causante de la enfermedad. Una investigación similar realizada entre 323 prostitutas arrojó un porcentaje del 34,5% de seroposivas (portadoras del virus).Las investigaciones, realizadas por dos equipos de médicos del Centro de Atención Primaria del Distrito Centro de Madrid, se presentaron en la IV Conferencia Internacional sobre el Sida, celebrada en junio en San Francisco (Estados Unidos). El estudio juvenil se centró en adolescentes de edades comprendidas entre los 15 y los 20 años, entre 1986 y enero de 1989. En todos los casos estudiados se determinó por pruebas serológicas la presencia de anticuerpos contra el virus VIH (sida), de hepatitis B y de sífilis. El 57,4% del total de casos de jóvenes infectados -461- se registró entre los adictos a drogas inyectables. El 6,5% de los seropositivos correspondió a jóvenes homosexuales, mientras que entre los heterosexuales se registró un 5,9% de seropositivos. Sólo el 11 % de los jóvenes encuestados dijo hacer uso habitual del preservativo.

Más hombres que mujeres

Según la distribución por sexo, el 44,35% de los jóvenes seropositivos son varones, y el 26,1% son mujeres. Entre las prostitutas -la mayoría con edades entre 20 y 30 años- sólo el 11 % de las encuestadas refirió usar siempre el condón, mientras el 31% no lo emplea nunca.Los autores de estas investigaciones señalan que los jóvenes infectados por sida sufren condiciones que empeoran su situación. "La mayoría de los adolescentes que hemos atendido", dice Pérez Alvarez, "no rebasan la enseñanza primaria, muchos tienen graves problemas familiares y sus propias características les alejan del mercado de trabajo. Son jóvenes que no reciben la información sanitaria adecuada para prevenir la trasmisión de la enfermedad".

Francisco Babin, que se encuentra al frente del equipo de atención médica primaria del Ayuntamiento de Madrid y coordina el programa de prevención y tratamiento del sida, comenta la importancia de los centros de atención primaria en la prevención de enfermedades que, como el sida, requieren una atención integral de los pacientes.

Como una alternativa para frenar la difusión del sida, Maite Pérez Álvarez señaló que en Nueva York se están promoviendo medidas sanitarias como la distribución gratuita de condones entre los adolescentes marginados. En el centro de salud se han estudiado también, durante los dos últimos años, 270 casos de niños hijos de padres portadores de anticuerpos de sida. De ellos, sólo 60 eran hijos de madres seropositivas antes del embarazo. Los médicos señalan que no se ha producido ningún caso de trasmisión de la enfermedad, por la convivencia de los niños con sus padres portadores de anticuerpos de sida.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 13 de octubre de 1990

Más información

  • Estudio realizado en el distrito Centro