Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Asamblea desbloquea la Ley de Protección de la Fauna Salvaje

El pleno de la Asamblea de Madrid dio ayer vía libre a la tramitación de la Ley de Protección y Regulación de la Fauna Salvaje en la Comunidad al rechazar la enmienda a la totalidad presentada por el Grupo del CDS. El CDS se quedó solo a la hora de defender un texto alternativo al presentado inicialmente por el diputado del Grupo Mixto Nicolás Piñeiro.

El autor de la propuesta de Ley de Protección de la Fauna Salvaje indicó que, a pesar de los retrasos que se han acumulado por la presentación de una enmienda desde las filas del CDS, espera que la propuesta de Ley de Protección de la Fauna Salvaje quede aprobada definitivamente por el pleno en el plazo de dos meses, ya que, según indicó Piñeiro, existe un pleno consenso entre los grupos políticos de la Comisión de Medio Ambiente.

La iniciativa legal del diputado Piñeiro prohíbe la caza, captura y tráfico de más de un centenar de especies reseñadas en el texto, entre las que figuran todas las de murciélagos, rapaces, aves acuáticas y reptiles. Esta norma prevé además la prohibición de utilizar redes, lazos o trampas para la captura de animales.

De otro lado, la Agencia de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid deberá crear reservas naturales y refugios de fauna salvaje para la protección de estas especies.

Las infracciones graves contra la Ley de Protección de la Fauna Salvaje serían sancionadas con multas de hasta 2,5 millones de pesetas.

La directora de Planificación de la Agencia de Medio Ambiente (AMA), Cristina Danés, afirmó ayer que su departamento sigue con gran interés la tramitación de esta propuesta de ley, y que ya se están adoptando medidas para el momento en que entre en vigor.

Por otra parte, la Coordinadora de Organizaciones de Defensa Ambiental (CODA) ha criticado la orden de veda promulgada por la AMA por la que se autoriza la caza del estornino, la urraca, la grajilla, las palomas migratorias, las aves acuáticas, así como la del visón y el zorro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 11 de octubre de 1990